«Las canciones que guardan secretos tienen más larga vida»

Lori Meyers encabeza la
primera noche musical del
 Fárdelej arnedano. 
:: javier carrión / efe
Lori Meyers encabeza la primera noche musical del Fárdelej arnedano. :: javier carrión / efe

Los granadinos lideran hoy la primera velada musical del festival Fárdelej de Arnedo Antonio López 'Noni' Líder de Lori Meyers

E. PASCUAL ARNEDO.

El regreso de esta cuadrilla de amigos de Loja (Granada) era uno de los más esperados del pop español. Nombre referente de la escena, Lori Meyers es uno de los atractivos del V Fárdelej Music&Vida Festival, que vive hoy la primera de sus dos jornadas musicales. Tras 'Viaje de estudios' (2004), 'Hostal Pimodán' (2005), 'Cronolánea' (2008); 'Cuando el destino nos alcance' (2010) e 'Impronta' (2013), su sexto 'En la espiral' es un viaje hacia la madurez y reflexión interna desde la constancia de su identidad.

-'En la espiral' suena como un disco más conceptual que los anteriores. ¿Cómo planteáis la grabación 4 años después de 'Impronta'?

-'Impronta' fue un disco que se alargó, con el que estuvimos casi tres años de gira. Cuando decidimos parar y volver a componer, nos planteamos hacer un disco más creativo. No teníamos prisa, pues estábamos en plena renovación con Universal y en el momento de ser conscientes de que era nuestro sexto disco, en el que el amateurismo ya no está tan brillante y que teníamos que tirar más de experiencia y de saber cómo queríamos hacer las cosas.

«Queríamos enfatizar en este disco esa relación filosófica que tiene uno consigo mismo» «Los festivales que apuesten por formatos culturales, como el Fárdelej, tendrán futuro»

-Da la sensación de que Lori Meyers ha cruzado la madurez.

-Durante la época compositiva de 'En la espiral' tiré muchas cosas a la basura. Nunca había tirado tanto, cosas que podrían haber resultado más inmediatas. Pero buscábamos un concepto distinto, de tercera escucha, de recrear lo que estábamos sintiendo. Las canciones que guardan secretos tienen más futuro, más larga vida que las inmediatas.

-Esa profundidad se palpa en letras como el lamento de autodestrucción en 'Evolución', egoísmo en 'Siempre brilla el sol' u optimismo rabioso en 'Nuevo horizonte'.

-Le tengo tanto respeto a la gente que escribe que he ido dando pasitos y, poco a poco, he intentado acercarme a la gente que me influía. Es cierto que en el formato pop está muy presente el formato de letras de amor/desamor de pareja. Pero ahora estamos en un momento cómodo con nuestras parejas, con nuestras circunstancias... pero teníamos ese punto filosófico de amor/odio que uno tiene consigo mismo. Mientras 'Impronta' fue un disco de ruptura con cosas que nos habían pasado más desordenadas, queríamos enfatizar en este disco esa relación que tiene uno consigo mismo. Al final, los discos plasman épocas.

-Aunque están presentes su pop de melodías, base contundente y psicodelia características, musicalmente es más oscuro y progresivo. ¿Qué han buscado?

-No te equivocas al señalar que tenemos un golpe más progresivo, pues nunca hemos negado nuestra influencia setentera, que en este disco está bastante recargada. Buscábamos un sonido distinto, siempre cuidando el equilibrio. En la composición, no nos planteábamos ni cómo comenzaba ni cómo acababa la canción. El paso por varios productores nos ha enseñado mucho, creando nuestro batiburrillo de influencias, desde entender cómo es la cuadratura de una canción pop a los golpes hippies. Así, ahora estábamos preparados para llevar nosotros las riendas, para saber cómo queríamos el disco.

-¿Cómo es presentar 'En la espiral' en el circuito de festivales, donde hay fans y público variopinto?

-Hicimos tres conciertos de presentación en salas, para los que vendíamos el disco con las entradas y nos llevaron a número 1. En esos, adaptamos el disco entero. Pero en festivales tenemos que hacer algo más dinámico para poder disfrutar del concierto, pues tenemos un tiempo de actuación más reducido y porque viene a verte gente que no te ha visto antes y quiere escuchar 'Mi realidad'. En festivales en los que tenemos un poco más de minutaje, hacemos un repaso más completo del último disco completado por las canciones que todos quieren oír, sin olvidar que es una fiesta.

-¿Cómo observa el Fárdelej, un festival que comparte las sensaciones 'Música' con las de 'Vida'?

-Es muy importante acercar los festivales tanto al público joven como al familiar, para que puedan participar padres de nuestras quintas con sus hijos y hacer que la música sea atractiva para todos. Hay lugares donde los menores no pueden ir a los conciertos... Yo ya no creo en los festivales que sólo se dedican a hacer música, porque las modas por los estilos pasan; los que apuesten por formatos culturales como el del Fárdelej serán los que tengan futuro.

Más

Fotos

Vídeos