Todos los caminos de la danza

Dos bailarines de la Compañía Sharon Fridman en 'All Ways'. :: ignacio urrutia/
Dos bailarines de la Compañía Sharon Fridman en 'All Ways'. :: ignacio urrutia

El único espectáculo de danza contemporánea incluido en el 38º Festival de Teatro de Logroño llega de la mano del programa estatal Platea | La compañía madrileña del israelí Sharon Fridman presenta 'All Ways' en el Bretón

Jonás Sainz
JONÁS SAINZLogroño

La pérdida, la búsqueda, el sueño, el enamoramiento y la construcción. Son los cinco paisajes anímicos por los que transcurre 'All Ways', el espectáculo de la Compañía Sharon Fridman, el único de danza contemporánea que se representa en el 38º Festival de Teatro (hoy a las 20.30 h. en el Bretón) y que llega de la mano del programa estatal Platea.

Fundada en Madrid en 2006 por el joven coreógrafo israelí Sharon Fridman, esta compañía antes llamada Projects in Movement ha participado en numerosos festivales y escenarios de distintos países como Francia, Países Bajos, Bélgica, Italia, Alemania, Reino Unido, Colombia, Corea del Sur o Singapur. En Logroño actuó el año pasado en Riojafórum con su anterior montaje, 'Caída libre', Premio Max 2015.

LA FUNCIÓN

u'All Ways', de la Compañía Sharon Fridman
Dirección y coreografía
Sharon Fridman
Intérpretes
Melania Olcina, Álvaro Frutos, Maite Larrañeta, Ricard Mascherin, Lucía Montes, Juan Carlos Toledo y Beñat Urreabizkaia
Teatro Bretón, 20
30 h.
38º Festival de Logroño

A partir del conocimiento del folclore israelí, el ballet clásico, la danza contemporánea y del trabajo de taller con sus bailarines, el estilo de esta formación se basa en tres pilares. El primero, «el lenguaje del 'contact' -como lo llama Fridman- , entendido como una filosofía existencial que implica una relación consciente no solo con el otro sino también con la materia y los elementos».

Luego está la dimensión social de la danza: «Toda manifestación artística debe ser responsable con el entorno, generadora de alternativas, cuestionadora del sistema». Y, por último, romper la cuarta pared: «La danza ocurre en todas partes, está en lo cotidiano. El escenario es el lugar donde se produce ese momento mágico en el que el trabajo artístico y el público se encuentran».

En sus coreografías Sharon Fridman pretende desarrollar un lenguaje «que es metáfora de la posibilidad que tenemos los seres humanos, como comunidad, como cuerpos, como individuos, de encontrar nuevos cauces de comunicación que nos capaciten para enfrentarnos a los conflictos con soluciones nuevas». «La danza -asegura- es un filtro cotidiano que da sentido a los hechos y suple las carencias del mundo».

'All Ways' explora esas vías de expresión: «Cada uno tiene ante sí múltiples caminos, pero solo uno le llevará a sí mismo. Quizás la libertad consista en percibir todos los caminos y seguir solo aquel que es llamado a recorrer. Más allá de la peregrinación espera el cielo, la estrella, el cosmos... El sentido de estar suspendidos en este vacío innombrable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos