UN CAMBIO DE MENTALIDAD

De un tiempo a esta parte, la educación para el emprendimiento ha ido ganado importancia en el currículo escolar hasta ser una más en el aula. Desde la Consejería de Educación hemos apostado por incluir en el Sistema Educativo Riojano propuestas que, adaptadas a los distintos niveles educativos, ofrecen a los alumnos la oportunidad de contar con una primera experiencia emprendedora. Nuestro objetivo es sembrar en los alumnos la curiosidad y el interés por el emprendimiento.

Por eso, desde el Gobierno de La Rioja apoyamos desde su nacimiento el programa formativo STARTinnnova, que promueve en nuestra región Diario LA RIOJA y que hoy celebra su quinta edición. Lo hicimos, y lo hacemos, desde el convencimiento de que es necesario promover un cambio de mentalidad en nuestra sociedad respecto a las actitudes emprendedoras. Sinceramente, no se me ocurre mejor modo que empezando por sus miembros más jóvenes ni manera más eficaz de hacerlo que a través de las aulas.

También, con la esperanza de ayudar a inspirar a los emprendedores del mañana y estar invirtiendo en lo que será un motor de crecimiento social y económico para la sociedad riojana del futuro. Porque más allá de la creación de riqueza y progreso que aporta a la sociedad, la educación para el emprendimiento permite a los jóvenes desarrollar otras destrezas y habilidades esenciales para la vida y el momento histórico que les ha tocado vivir. Hablamos no solo de su desarrollo académico sino también de su desarrollo personal, porque, ante todo, emprender es una cuestión de actitud ante la vida y de cómo afrontar los retos que conlleva vivirla con intensidad. Y les pongo un ejemplo. Iniciativas como STARTinnova estimulan la creatividad de los alumnos, mejoran sus habilidades para trabajar en grupo y fomentan su autonomía y capacidad para resolver problemas y conflictos. Les ayudan, en definitiva, a crecer como personas y como ciudadanos. Si, además, a esa experiencia le añadimos el componente tecnológico en el que tanto se ha incidido en esta quinta edición de STARTinnova, el éxito será doble.

Estoy seguro de que más de un lector se habrá sorprendido gratamente al leer hoy su ejemplar de Diario LA RIOJA y conocer la calidad de los proyectos presentados en esta quinta edición de STARTinnova. Por utilizar su jerga diremos que los chavales le han dado bien al coco y se han currado los proyectos. Quien crea que START- innova es un mero concurso escolar habrá podido comprobar hoy que nada más lejos de la realidad. El nivel de exigencia es alto. Sus 260 participantes, guiados por sus profesores y por figuras destacadas del tejido empresarial riojano, han tenido que desarrollar su idea de negocio y hacerla viable. Han debido pensar en la financiación de proyecto, en su comercialización, en su rentabilidad.

Por último, me siento especialmente orgulloso del compromiso que los centros educativos han mostrado con esta iniciativa. Un año más, se han volcado con STARTinnova conscientes del beneficio que supone para el futuro laboral y personal de los escolares formarse en este tipo de cuestiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos