Calidez en la fría noche de Ezcaray

Un momento de la actuación del grupo Belako ayer en el Ezcaray Fest. :: /Diego Marín A.
Un momento de la actuación del grupo Belako ayer en el Ezcaray Fest. :: / Diego Marín A.

La Raíz y Orishas dan calor y ritmo a una noche abierta con Belako y The Bellrays

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

ezcaray. En Ezcaray, en agosto, se duerme con manta. Y en julio, a veces, hasta con dos. La sierra se convierte en un paraíso en plenas olas de calor. Quizá el Ezcaray Fest sea uno de los pocos festivales musicales de verano en los que el público debe abrigarse porque, entrada la noche, hace frío. Por fortuna, ayer, en la segunda jornada del programa los grupos que abrieron el Escenario El Naturalista dieron calor. Y una de las mejores cosas que se puede decir de la organización, sin apenas pegas, es la extrema puntualidad del horario programado y anunciado, algo que siempre debe agradecer el público.

Abrieron fuego Belako. El grupo de Munguía, una media distancia entre Russian Red y Rural Zombies, ofrecieron un concierto con un público ya entregado de antemano, al parecer, con muchos amigos y familia entre el público. Su directo fue entretenido, un 'postrock' de Nirvana para adolescentes crecidos y, sobre todo, del País Vasco, ya que su idioma musical es el euskera. No obstante, una de las veces que el guitarrista Josu Ximun se dirigió al público fue más universal y llano: «Aúpa ahí. Muchas gracias. ¡Eskerrik asko!». Belako es una de esas bonitas demostraciones de que se puede triunfar sin cantar bien sino con una propuesta musical sincera. Tocaron ya ante cerca de un millar de espectadores, pero el recinto se fue llenando poco a poco hasta rozar las 3.000 entradas, más del doble que el primer día.

Noticia y fotos de la primera jornada

Las estrellas de la noche eran Orishas y La Raíz, dos propuestas más conocidas, más populares y más cálidas. Pero el programa guardaba la sorpresa de The Bellrays, una banda californiana que conquistó al público con un punk-rock liderado por la cantante soul Lisa Kekaula. Toda una hermosa excentricidad porque fue como escuchar a Aretha Franklin cantando junto a Los Ramones. Fue sorprendente y fue divertido. Además, ofrecieron alguna versión, como la del clásico 'Paranoid' de Black Sabbath y el 'Go, Johnny, go' de Chuck Berry. Todo un regalo.

Mientras tanto, el artista logroñés Jorge Ochagavía pintaba unos murales con 'spray' en el espacio El Bosque. Después llegó Orishas para hacer bailar con sus ritmos caribeños. Y el fin de fiesta lo puso la pirotecnia de La Raíz. Hoy el Ezcaray Fest finaliza con actividades para toda la familia en el mismo recinto, por la mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos