Broche de oro en San Millán

El Salón de la Lengua se llenó de vecinos del Valle, que escucharon con atención a García Turza. :: F. D./
El Salón de la Lengua se llenó de vecinos del Valle, que escucharon con atención a García Turza. :: F. D.

Finalizaron los actos del 20 aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad

FÉLIX DOMÍNGUEZ SAN MILLÁN.

La Fundación San Millán puso ayer el broche de oro a la conmemoración del vigésimo aniversario de la declaración por parte de la Unesco de los monasterios de Suso y Yuso como Patrimonio de la Humanidad. Para ello invitó a los vecinos de la localidad y del resto de poblaciones del Valle de San Millán, a asistir en el Salón de la Lengua al último de los actos programados con tan señalado motivo. Durante el sábado y el domingo, y según la Fundación, «más de 3.000 personas participaron en las jornadas de puertas abiertas de los monasterios».

Alrededor de un centenar de personas acudieron a la invitación, siendo recibidos por el prior del monasterio de Yuso, Pedro Merino, y por la coordinadora general de la Fundación, Almudena Martínez. Ella fue quien dio la bienvenida a los presentes, recordando aquel ya lejano 4 de diciembre de 1997, «cuando las campanas del monasterio repicaron anunciando que la Unesco había aceptado la declaración» y agradeciendo «la colaboración que siempre hemos tenido de los vecinos de San Millán y del valle».

A continuación intervino el prior para, tras saludar a los asistentes al acto, pasar a glosar las virtudes de quien más tarde se iba a ocupar de ofrecer una lección magistral acerca de las glosas, el profesor Claudio García Turza. Éste, bajo el epígrafe 'El monasterio de San Millán de la Cogolla y los orígenes del español', y con el énfasis y entusiasmo de quién ama lo que hace, estudiar a fondo lo que en ocasiones se ha dado en llamar 'los primeros balbuceos del idioma castellano', deleitó a los presentes con su exposición de algunas de las conclusiones que él ha podido sacar tras muchas décadas de estudio.

Para cerrar el acto hubo un pequeño concierto de Patricia Calcerrada y el Dúo Viura, muy aplaudido, y un vino de honor para los asistentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos