BRILLANTE COLOFÓN

EDUARDO AÍSA

Excelente broche final de esta 19ª Semana de Música Antigua que les vengo comentando estos días el ofrecido por el famoso contratenor vitoriano Carlos Mena y su Capilla Santa María en formato reducido y un programa centrado en las músicas de formidables compositores alemanes hoy desconocidos suscitadas a partir de la Guerra de los Treinta Años. En la parte vocal estaba la presencia magnífica de Carlos Mena al que vi en plena forma con una voz poderosa, perfectamente emitida y manejada con inteligencia en las numerosas agilidades a las que tuvo que enfrentarse. Dentro de la cuerda de contratenores tiene un color más baritonal y viril de lo que nos tienen acostumbrados los divos actuales Jaroussky, Dumaux y compañía, lo que proporciona otro enfoque tímbrico y musical. Abrió el concierto con la obra 'Jetzt und kömpt' en las versiones de Nauwach y Krieger mezcladas (que tendría que haberlo advertido pues nos volvió algo locos con el resto del programa). Preciosa música barroca precursora del lied alemán. A continuación el Preludio BuxWV 163 para clave solo de Dietrich Buxtehude (al que el joven Bach admiraba profundamente), obra sólida de imponente construcción en la que pudimos comprobar la calidad y virtuosismo de Carlos García-Bernalt en su faceta solista aparte de su perfección como acompañante en el resto del programa. Tras una nueva versión del aria 'Jetzt und kömpt', esta vez con música de Christoph Kittel sobre el poema de Martin Opitz, en la que también intervenía el joven violinista Andoni Mercero con buenas maneras, llegaba una de esas obras grandes de la historia de la música, la Partita nº 2 BWV 1004 para violín solo de J. S. Bach, un compendio de ciencia, de filosofía, de arte, de numerología, de belleza, de construcción, una obra total con su formidable Chacona final que no está al alcance de muchos violinistas. Andoni Mercero mostró su enorme calidad, con un precioso sonido y una excelente técnica que hacía fácil lo que es un verdadero escollo virtuosístico. Una rutilante versión a la que no desmerecen algunos problemas de afinación en las terroríficas dobles y triples cuerdas de la sección final de la Chacona. Esta es una obra para tocar en plena madurez artística, bien interiorizada y estoy seguro que Andoni Mercero con unos años más nos ofrecerá una versión de antología. A pesar de la curiosidad de la propuesta de insertar frases corales en la Chacona, me quedo sin dudar con la versión original a violín solo

El cierre del concierto con una bellísima obra de J. Nikolaus Hanff dejó constancia de la alta calidad de los tres intérpretes que recibieron intensas ovaciones y bravos. Brillante colofón a una fenomenal Semana de Música Antigua que ha resultado un auténtico póker de ases.

Fotos

Vídeos