Bill Cosby se enfrenta a una segunda agresión sexual con el telón de fondo del #MeToo

El fiscal, durante el juicio que comienza el lunes, le pedirá diez años de cárcel por narcotizar a una mujer en su domicilio para abusar de ella

COLPISA / AFP LOS ÁNGELES.

Bill Cosby se enfrentará desde el lunes a un segundo juicio por una presunta agresión sexual cometida hace 14 años, pero esta vez en un contexto más complicado para el actor que el primer proceso, debido a que se escuchará el testimonio de hasta otras cinco supuestas víctimas y al auge del movimiento #MeToo.

El comediante de 80 años, hoy caído en desgracia, corre el riesgo de pasar el resto de su vida tras las rejas si es hallado culpable de drogar y toquetear a la exfuncionaria universitaria Andrea Constand en su casa de Filadelfia, en 2004, ya que se enfrenta una sentencia mínima de diez años de prisión más una multa de 25.000 dólares.

Un primer juicio, celebrado en junio, culminó con la anulación del proceso porque el jurado no alcanzó un veredicto unánime tras seis días de testimonio y 52 horas de deliberaciones. El nuevo jurado ya está elegido. Son siete hombres y cinco mujeres. Diez son blancos y dos negros, como en el primer juicio.

Unas 60 mujeres han acusado públicamente a Cosby de haberlas drogado con medicamentos para abusar de ellas a lo largo de cuatro décadas. La mayoría de las presuntas agresiones han prescrito. Constand, de 44 años, asegura que Cosby le dio pastillas y vino y que en minutos era incapaz de moverse. Afirma que el actor la acostó en un sofá, le tocó los senos, puso los dedos en su vagina, le tomó la mano y la colocó en su pene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos