«Betsy Blair, pase por consulta»

Bernardo Sánchez durante su conferencia de ayer. :: justo rodríguez/
Bernardo Sánchez durante su conferencia de ayer. :: justo rodríguez

Bernardo Sánchez clausura las Jornadas de Intervención en el Patrimonio HistóricoEl guionista repasa la presencia de Logroño en la historia del cine, desde 'Calle Mayor' a 'Casablanca', pasando por 'Bienvenido, Mr. Marshall', 'Aquí están las vicetiples' y 'El sur'

DIEGO MARÍN A.

LOGROÑO. Las XIX Jornadas de Intervención en el Patrimonio Histórico organizadas por el Colegio Oficial de Arquitectos de La Rioja finalizaron ayer con una conferencia del escritor, guionista, profesor asociado de la Universidad de La Rioja y colaborador de Diario LA RIOJA Bernardo Sánchez titulada 'Logroño pasa por Casablanca (carné de viaje)'. La charla de Bernardo Sánchez supuso un repaso ya no sólo a la memoria cinematográfica personal relacionada con Logroño, también a la presencia más significativa de la ciudad en la filmografía más importante del siglo XX.

Por supuesto, tuvo protagonismo la película 'Calle Mayor' de Bardem, que se rodó en parte en Logroño por casualidad, puesto que debía haberse grabado íntegramente en Palencia, pero el franquismo y su censura obraron para que la capital riojana quedara inmortalizada en la película. Más de medio siglo después del rodaje, la actriz protagonista, Betsy Blair, regresó a Logroño, donde fue homenajeada y sufrió un percance. Una mala caída le fracturó una costilla y Bernardo Sánchez recordó ayer, en la conferencia que impartió en horario matinal en el Espacio Lagares, cómo la acompañaron a Urgencias del hospital San Pedro y escucharon en la sala de espera las mágicas, surrealistas palabras del aviso: «Betsy Blair, pase por consulta». Increíble. Pero cierto.

Logroño aparece en otras películas, algunas ya conocidas como 'El sur', de Víctor Erice, y 'Oro fino', producida por el bodeguero riojano Marcos Eguizábal. A ellas se refirió Bernardo Sánchez, recordando algunas peripecias de sus rodajes y estrenos. El guionista logroñés también enumeró y narró la historia de algunos cines emblemáticos de la ciudad, como el Frontón Cinema, el Rialto, el teatro y cine Bretón de los Herreros y el Cinema Diana.

«Logroño es un tradicional cruce de caminos, legendariamente mal comunicada, a veces pienso que para bien», afirma Bernardo Sánchez

En 'Bienvenido Mr. Marshall' el actor Pepe Isbert, que interpreta al alcalde del pueblo Villar del Río, espeta a uno de sus vecinos, nerviosos por la inminente visita de los estadounidenses, que estos construirán un tren que comunicará el municipio nada menos que con Logroño. Y ya es curioso puesto que desde esta bendita ciudad ya es difícil llegar a cualquier parte por tierra, mar o aire. «Logroño es un tradicional cruce de caminos, legendariamente mal comunicada, a veces pienso que para bien», reflexionó Bernardo Sánchez en voz alta.

Como un mago, de la chistera, el conferenciante sacó a relucir una extraña película, 'Aquí están las vicetiples', estrenada en 1961. Durante una de sus escenas en las que una pareja se sienta en la terraza del bar, un presto camarero acude a atenderles y cree reconocer a la muchacha. Ante su pregunta el joven responde ni corto ni perezoso: «No es mi señora y no la ha visto usted en ningún sitio porque vive en Logroño». Toda una ducha de realidad. Así era Logroño a mediados del siglo XX, si no lo sigue siendo todavía, un lugar remoto. Por eso es sorprendente que Logroño aparezca en todo un clásico del cine como es 'Casablanca', aquel largometraje protagonizado por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman.

En un momento de la narración se detalla un viaje aéreo desde París a Casablanca haciendo escalas en Marsella y Orán. Aparecen Francia, Italia, Marruecos y España, con una cartografía un tanto extraña, en la que se prescinde de señalizar las grandes ciudades del país y, en cambio, se localizan 25 municipios más anónimos, sobre todo para la época (1942), como son Yecla, Balmaseda... y Logroño. 'Casablanca' se estrenó en Logroño, con entradas al precio de 5 pesetas, el 6 de enero de 1947 en los cines Rialto, que hoy es la Sala Gonzalo de Berceo y funciona como Filmoteca Rafael Azcona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos