El bebé hallado muerto en una planta de basuras tenía una fractura craneal

El cuerpo se localizó junto a residuos de varios camiones y no tenía ropa ni objetos personales

R. C.

Granada. El bebé hallado muerto el martes en la planta de reciclaje de basuras de Alhendín (Granada) nació «vivo», «sano» y a su tiempo, y presenta, entre otras fracturas, un traumatismo craneal, según indicaron a Efe fuentes cercanas a la investigación. La pequeña nació con todos sus órganos sanos, por lo que se baraja que este traumatismo craneal haya sido la causa de la muerte frente al resto de fracturas que presenta su cuerpo, sostienen las conclusiones preliminares de la autopsia.

Fue localizada dentro de una bolsa de basura, desnuda y con el cordón umbilical cortado, por los trabajadores de la planta en la cinta corredera que transporta la basura que descargan los camiones, según fuentes de la Guardia Civil.

El cadáver de la recién nacida no llevaba la pinza hospitalaria ni tenía junto al cuerpo ningún otro objeto personal o ropa. Estaba cubierta por gran cantidad de residuos y en la fase final del reciclado, cuando se mezcla la carga de camiones de varias procedencias, lo que dificultará la investigación para identificar a la madre. Será necesario recurrir a análisis científicos del ADN y a seguir las pistas que pueden surgir de la autopsia, además de cotejar datos con los hospitales, avanzó ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

La pequeña nació con todos sus órganos sanos, pero presentaba diferentes fracturas

El Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Fe (Granada) ha incoado diligencias de investigación y está pendiente de recibir el atestado policial y el informe de la autopsia. El objetivo es determinar las circunstancias de la muerte, la procedencia del bebé e identificar a la madre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos