Las baterías marcaron el ritmo en La Rioja

Imagen del concierto nocturno celebrado ayer en el Polideportivo Titín III de Logroño. /  DÍAZ URIEL
Imagen del concierto nocturno celebrado ayer en el Polideportivo Titín III de Logroño. / DÍAZ URIEL

Artistas nacionales e internacionales mostraron ayer su técnica, vistuosismo, versatilidad, pasión y diferentes estilos en el Polideportivo Titín III

SANDA SAINZ

Las trece ediciones del festival de baterías de Logroño lo han consolidado como una cita habitual a la que no faltan, cada año, músicos profesionales y aficionados a este instrumento.

Comenzó en Autol en 2005 y la siguiente convocatoria se realizó en Alfaro. Desde 2007 se celebra en Logroño, primero en el Palacio de los Deportes de La Rioja y en algunas ocasiones en el Museo Wurth (las masterclass). A partir del año 2015 se utiliza el Polideportivo Titín III tanto para las clases como para la feria y el espectáculo final con las actuaciones de todos los artistas.

Ayer, el XIII La Rioja Drumming Festival (LRDF) concregó a varios cientos de apasionados por la música en general y por la batería en particular. Público procedente de diferentes lugares del país.

El XIII La Rioja Drumming Festival incluyó clases maestras, feria y conciertos

En las clases magistrales que, además del componente educativo, tienen en este evento un carácter de demostración de cada artista, los asistentes pudieron conocer de primera mano las diferentes técnicas, trucos y características de la forma de interpretar de los músicos invitados que, además, respondieron las preguntas de los presentes.

Por la tarde, a partir de las seis, el espacio reservado en el pabellón deportivo para la feria de instrumentos atrajo a gente ávida de conocer las novedades de las marcas y a quienes no pierden la ocasión para probar los productos.

La feria dio paso, a las 21.30 horas, al concierto nocturno, dirigido por el maestro de ceremonias, el norteamericano Dom Famularo que presentó también a cada baterista durante las clases de la mañana.

En una de sus intervenciones hacía referencia a las nueve baterías instaladas en el escenario del Drumming Festival y comentaba a la gente «mirad que cada set es diferente, cada músico tiene su forma especial de poner la batería y sus elementos que la integran y esto les hace únicos» y añadía con sorna «no como los guitarristas que si estarían nueve en el escenario parecerían iguales» lo que arrancó las sonrisas y aplausos del público.

El mundo de la batería y la percusión es único, muy rico y variado, también infravalorado muchas veces. Festivales como este reivindican el poder de este instrumento y crean una base para asentarlo, promocionarlo y asistir y formar a todos los que tocan sea de forma profesional o como aficionados.

Que un evento de esta magnitud se haga en La Rioja resulta llamativo y es de agradecer.

Para los más supersticiosos el número trece de esta edición ha jugado una mala pasada aunque se ha podido solventar. El mediático Phil Rudd (exbatería de AC/DC), anunciado como estrella principal este año, dejó en la estacada a la organización a pocas semanas de celebrarse el festival, rompiendo de forma unilateral el contrato ya firmado.

LRDF reaccionó de inmediato presentando al norteamericano Gene Hoglan actual batería de la banda de thrash metal Testament. Un nombre que ha traído a público más específico, seguidores de este estilo de música, vistas las camisetas de grupos de metal extremo que abundaban en el Titín III ayer.

Un asiduo a este festival me comentaba que quizá este año no ha habido nombres tan mediáticos, el nivel técnido y la espectacularidad varía y a veces depende de los gustos de cada uno pero siempre se aprende algo de todos los que forman parte del cartel.

En las clases maestras de la mañana intervinieron Paco Casas, Matt de Vallejo, Szilard Banai, José Carlos Losada, Josh Dion, Glen Sobel y Gene Hoglan, por ese orden. Los tres últimos durante casi una hora y el resto media hora, cada uno.

Por la noche las actuaciones individuales fueron de veinte minutos. Entre Matt de Vallejo y Banai también lo hizo Manolo Cascales que el viernes protagonizó la clase sobre John Bonham (Led Zeppelin) en la Universidad de La Rioja. Asímismo, Paco Casas estuvo acompañado por un bajista y José Carlos Losada por un guitarrista y un pianista flamencos.

La fiesta finalizó con Dom Famularo y todos los artistas interprentando el tema 'Jingo' de Santana.

Más

Fotos

Vídeos