Astérix y Obélix, a la carrera

Viñeta de 'Astérix en Italia', el nuevo álbum de la legendaria serie que se pone a la venta hoy en España.
/SALVAT
Viñeta de 'Astérix en Italia', el nuevo álbum de la legendaria serie que se pone a la venta hoy en España. / SALVAT

Viajan al país transalpino en la tercera entrega ideada por Ferri y Conrad, los sustitutos de Goscinny y Uderzo

ÁLVARO SOTO

París. El tiempo no pasa por Astérix y Obélix, dos de los héroes más famosos del cómic. ¿Será que la poción mágica les mantiene siempre jóvenes? Tras recorrer toda Europa y medio mundo, los irreductibles galos viajan a la tierra de sus enemigos en 'Astérix en Italia', que se publica hoy en España. El trigésimo séptimo libro de la mítica serie sale al mercado con una tirada de cinco millones de ejemplares en 25 países y 16 lenguas como el castellano, catalán, euskera, gallego y bable.

Es la tercera aventura firmada por el guionista Jean-Yves Ferri y el dibujante Didier Conrad, que en 2011 tomaron el relevo de Goscinny y Uderzo. El dibujante, que acaba de cumplir 90 años, y la familia de Goscinny (guionista falleció en 1977) les dieron su bendición y ellos aseguran que, pasado el primer ataque de responsabilidad, comienzan a disfrutar de unos personajes icónicos.

«Con el primer libro ('Astérix y los pictos') pasamos muchas peripecias. En algún momento pensamos que ni siquiera se publicaría», confiesa Conrad en una entrevista para presentar el volumen en París. «El resultado no fue fabuloso. Simplemente correcto. Nadie sabía qué hacer y entre el equipo había desconfianza», admite Ferri. Cada artista realizó su trabajo por separado y luego se ensambló. Con el segundo, 'El papiro de César', el modo de trabajar cambió. Ahora lo hacen todo a cuatro manos y aunque tengan «diferentes opiniones», dice Conrad, «respetamos el trabajo del otro y sabemos que debemos ceñirnos siempre a un modelo muy claro que no admite demasiadas variaciones».

El trigésimo séptimo libro de la mítica serie sale al mercado en 25 países y 16 lenguas La velocidad es la protagonista de 'Astérix en Italia', donde Julio César debe contenerlos

Son conscientes de que resulta muy difícil mejorar el original de Goscinny y Uderzo. «Intentamos hacerlo igual de bien», cuenta Conrad. Eso sí, el Astérix de hoy no es un calco exacto del de los años 70. «Nuestras referencias son diferentes. Somos más jóvenes y tenemos otras influencias», dice el dibujante aludiendo a la idea de la velocidad del libro. «Hemos hecho una historia muy rápida. Seguro que Goscinny le hubiera puesto más pausas», dice Ferri.

La velocidad es la protagonista de 'Astérix en Italia'. En la tierra del César, Astérix y Obélix participan en una carrera de cuádrigas en la que se enfrentan a otros pueblos de la 'Bota': vénetos, etruscos, umbros, oscos, mesapios, apulios... «Julio César tiene muchas dificultades para controlarlos», le explicará Astérix a Obélix. ¿Una métafora del auge de los nacionalismos en Europa? «No queríamos incidir mucho en eso. Vimos que el enfrentamiento entre tribus funcionaba bien en Italia porque cada región buscaba su influencia y el poder central no lo tenía fácil», dice Ferri, que salta a Cataluña y se declara sorprendido por la «repentina intensidad» del desafío secesionista. «Desde fuera no conocemos realmente lo que está sucediendo», apunta. Conrad no sabe si el conflicto «es una búsqueda de ventaja política por alguna de las dos partes o algo más profundo». «Me sorprende que Europa dé su opinión. No me gusta esta UE de tecnócratas. Debería ser una Europa democrática y para la gente», agrega. «Nos gustaría que en Cataluña hubiera un voto más sereno», zanja Ferri. «Cuando se serenen las cosas, quizá podamos hacer un 'Astérix en Cataluña'», sonríe.

Los galos solo habían visitado Italia de pasada en 'Astérix gladiador' (1964) y en 'Los laureles del César' (1972). Ahora Julio César organiza una carrera abierta a todos los pueblos del imperio... Pero que deben ganar los romanos. La idea no convence a Astérix y Obélix, que se enfrentan al malvado campeón Coronavirus, nombre de un patógeno y un guiño a la actualidad. Como las alusiones a la corrupción, el cambio climático o a personajes actuales que forjan el vínculo con este tiempo. No cambian ni cambiarán los ingredientes básicos de la receta: aventura, poción mágica, golpes y la comilona final para celebrar la victoria de los galos.

Fotos

Vídeos