Asesina a su mujer con una escopeta de caza en Pontevedra

Minuto de silencio por la mujer presuntamente asesinada por su marido en O Porriño. :: Salvador Sas / efe/
Minuto de silencio por la mujer presuntamente asesinada por su marido en O Porriño. :: Salvador Sas / efe

La Guardia Civil detiene a otro hombre en Granada por maltratar a su pareja y a otro individuo por perpetrar tres robos

R. C.

pontevedra / sevilla. Tomás R. M., de 57 años, el hombre que este lunes supuestamente mató a su mujer, Magdalena M. A., de 47 años, en O Porriño (Pontevedra), dejó una nota de arrepentimiento y despedida antes de acabar con su vida, según señalaron fuentes cercanas de a la investigación. Asimismo, la Guardia Civil informó de que el hombre utilizó una escopeta de caza, de la que tenía los permisos y estaba legalizada, para cometer este crimen. La mujer presenta tres impactos (dos en la cabeza y uno en la espalda) y él un disparo en el pecho.

La Guardia Civil corroboró que fue uno de los hijos de la pareja quien encontró a sus padres fallecidos en el domicilio familiar de la parroquia de Chenlo sobre las tres de la tarde del lunes. Además, trasladó que varios testigos confirmaron que había «desavenencias» entre el matrimonio, que había cesado su convivencia pocas semanas antes. El instituto armado mantiene abierta la investigación, pero descarta la participación de terceras personas. No constan denuncias previas por malos tratos en el ámbito familiar, si bien tanto la Guardia Civil como el Tribunal Superior de Justicia de Galicia sostienen que «todo indica que se trata de un caso de violencia machista».

«Es blanco y en botella, todo apunta a otro episodio terrible de la muerte de una mujer a manos de su pareja, por el hecho de que quería hacer su vida en solitario o tomar otros derroteros», selló la alcaldesa de O Porriño, Eva García de la Torre. Además, 'La Voz de Galicia' aseguraba que el asesinato se produjo el mismo día en que la pareja iba a firmar el divorcio.

Con el asesinato de esta vecina de Porriño, ya son 16 las mujeres que han muerto a manos de sus cónyuges o exparejas. Las últimas tres se produjeron en los últimos cinco días: Guadahortuna (Granada) el sábado, Badalona (Barcelona), el lunes y la confirmación definitiva ayer del caso de la localidad gallega.

Por otra parte, la Guardia Civil detuvo en Santa Fe (Granada) a un hombre de 35 años con numerosos antecedentes policiales por maltratar presuntamente a su pareja, que lo denunció cuando estaba siendo buscado por robar en dos bares y una farmacia. Según informó ayer la benemérita, en los tres robos, perpetrados entre el 10 y el 14 de junio pasados, forzó la persiana metálica y luego rompió la puerta de entrada al establecimiento.

En los dos primeros robos sólo se apoderó del dinero que había en la caja registradora y en el tercero, además del dinero de la caja, sustrajo varias botellas de licor, un teléfono móvil y el mando a distancia de la televisión. El presunto ladrón fue identificado por las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, según la Guardia Civil, que cuando lo buscaba por estos tres robos recibió de su pareja sentimental una denuncia por un episodio de malos tratos en su domicilio, por lo que ha sido puesto a disposición judicial por los cuatro delitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos