La arqueología en 150 piezas

La arqueta de San Felices, cerámica proveniente del Museo de La Rioja y esculturas que forman parte de la exposición. :: /J. MATUTE
La arqueta de San Felices, cerámica proveniente del Museo de La Rioja y esculturas que forman parte de la exposición. :: / J. MATUTE

El Museo Arqueológico Nacional, que recorre sus 150 años de historia, cuenta con tres tesoros de la región provenientes de San Millán y del Museo de La Rioja

JORGE MATUTE Madrid

Hablar de arqueología para muchos significa pensar en conjuntos de piedras desordenadas o de restos de muros, que tras mucho tiempo tapados, vuelven a ver la luz gracias a los pinceles con los que los expertos se afanan en recuperar lo que algún día fue. A pesar de este típico pensamiento, esta ciencia va mucho más allá, ya que gracias a ella es posible conocer las transformaciones que han sufrido cada una de las civilizaciones a través de restos materiales, dispersos por lo largo y ancho de la geografía. Por este motivo, con el objetivo de homenajear la historia y acercar al público esta disciplina, el Museo Arqueológico Nacional, en colaboración con Acción Cultural Española, ha promovido una exposición, que se inaugura hoy en Madrid, coincidiendo con su 150 aniversario.

La arqueta de San Felices

'El poder del pasado. 150 años de arqueología en España', dará a conocer, hasta abril del próximo 2018, la evolución de la ciencia arqueológica en España, a través de 150 piezas provenientes de alrededor de 70 museos de toda la geografía nacional, entre los que se encuentran dos instituciones riojanas como son el Museo de La Rioja, en Logroño; y el Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla.

Entre las diferentes piezas con las que cuenta la muestra están una de las dos Arquetas de San Felices, expuesta habitualmente en el conjunto monumental ubicado a los pies de la Sierra de la Demanda; dos cuencos de arcilla que datan del siglo I o II, aunque no fueron hallados hasta finales de la década de los noventa en Tricio; y varias puntas de flecha de sílex encontradas en 1970 en Agoncillo, aunque su origen se remonta entre el 3000-2500 a.C.; todos ellos junto con el resto de 'tesoros', permiten a los visitantes ir recorriendo la historia a través de diferentes épocas y culturas.

El siglo y medio de historia que el Museo Arqueológico Nacional aúna de Madrid en una única sala donde se puede observar con claridad y nitidez el proceso de construcción de la arqueología en España, una exposición comisariada por Gonzalo Ruiz Zapatero, catedrático de Prehistoria de la Universidad Complutense.

La muestra, una de las más importantes de la temporada, se articula en tres etapas cronológicas que permiten observar, con el paso de los años, las tres fases de la evolución. Los visitantes en un primer lugar pueden conocer como fue el trabajo de los pioneros en esta materia, durante la segunda mitad del siglo XIX; su consolidación como disciplina, situada entre 1912 y 1960; y su evolución científica desde entonces hasta la actualidad (1960-2017).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos