La anime-ción está servida

Algunos de los cosplayer que ayer se pasaron por ExpOtaku/Juan Marín
Algunos de los cosplayer que ayer se pasaron por ExpOtaku / Juan Marín

Riojafórum acoge durante todo el fin de semana ExpOtaku, una feria para apasionados del anime y el manga | Concursos, talleres, juegos y un amplísimo 'merchandising' rubricado por la cultura japonesa llenan la feria

ESTÍBALIZ ESPINOSA

«En nombre de Luna, te castigaré». Con esta frase de Sailor Moon se proclamó ayer al ganador del primer reto de Ramen Picante celebrado en Riojafórum en el marco de ExpOtaku o, lo que es lo mismo, la feria para apasionados del anime y el manga. El vencedor, de entre diez participantes, fue el primero en engullir un considerable bol de fideos chinos que picaban a rabiar. El resto quedó resoplando.

Este concurso es sólo una de las numerosas propuestas y actividades que ExpOtaku ha programado durante todo el fin de semana en Logroño. En su primera jornada, la de ayer tarde, fueron mayoría los adolescentes y niños (en familia) que se acercaron a este pequeño y ¿friki? universo de la cultura japonesa.

ExpOtaku
Feria dedicada al manga, el anime y el gaming.
Dónde
En Riojafórum.
Cuándo
Comenzó ayer y se prolongará hoy y mañana, de 10.00 a 20.00 horas.
Entradas
Gratis para los menores de 7 años. Para el resto, la entrada diaria cuesta 5 euros y para dos días, 9 euros.

Allí se codearon con personajes de anime (animación), del manga (historietas) y el gaming (juegos de azar), e incluso se vio a un puñado de cosplayer (gente disfrazada de temática anime) realmente logrados, sobre todo de Pokemon y algún personaje de Dragon Ball. Quien no se atrevió con tanto lució pelucas, diademas con orejitas de gato, mascarillas customizadas, guantes, mochilas... con guiños a sus héroes y personajes favoritos surgidos de los cómic, series y videojuegos nipones.

Totoros, Pokemons, Kodamas, Doraemons... invaden estos días el vestíbulo de Riojafórum, donde los numerosos puestos desplegados para la ocasión ofertan todo lo imaginable, y algo más, para los otakus. Desde láminas, pegatinas, imanes y llaveros, hasta carteras, ropa, accesorios, cojines, tazas e incluso chuches, galletas Shin-Chan o refrescos Mogu Mogu. Tampoco faltan las más variopintas figuras de personajes de animación, pero las oficiales, que «no son bizcas ni se derriten», como se advierte en uno de los puestos. Entre ellas se inmiscuyen algunos personajes poco orientales, como Harry Potter o los de la saga de Star Wars.

La sección más concurrida, la de los videojuegos, proporciona una veintena de pantallas gigantes y otras tantas de ordenador para disfrutar de juegos de Nintendo Switch, PS3, PS4, Wii U, Xbox, Emuladores Retro y de PlayStation VR.

ExpOtaku también despliega un escenario abierto a concursos y a quien quiera cantar, bailar o desfilar.

La feria continúa hoy y mañana, de 10.00 a 20.00 horas, con numerosas actividades y talleres. Con concursos de Cosplay, de Karaoke, de dibujo manga y de Dance Cover para bailar como nuestros artistas favoritos tanto del pop surcoreao (K-pop) como japonés (J-pop). Con talleres de creación de personajes de cómic, de iniciación al idioma japonés, de Kitsuke (para aprender a vestir el kimono) e incluso de Teru Teru Bozu, un pequeño muñeco tradicional japonés que se cuelga en las ventanas los días de lluvia. Con torneos de Laser Tag y de los más diversos videojuegos, e incluso con bodas frikis.

Los menores de 7 años pueden disfrutar de la feria ExpOtaku gratis. Para el resto, la entrada de un día cuesta 5 euros y para los dos días que restan, 9 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos