Alerta sanitaria en el Reino Unido por una treintena de casos de sarampión

Los afectados en los dos brotes detectados por las autoridades son niños y jóvenes no vacunados contra el virus

L. A. GÁMEZ

Las autoridades sanitarias británicas han pedido a los ciudadanos que si sospechan que pueden sufrir el sarampión se queden en casa y se pongan inmediatamente en contacto con su médico de cabera o llamen al Servicio Nacional de Salud. La alerta se ha declarado tras registrarse dos brotes independientes de la enfermedad en Leeds y Liverpool, con una treintena de casos entre niños y jóvenes no vacunados. El virus habría llegado desde el continente, según la agencia gubernamental Salud Pública de Inglaterra.

La alarma ha saltado dos meses después del anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la eliminación del sarampión en Reino Unido, al no registrarse ningún caso de contagio autóctono en tres años. A finales de septiembre, los expertos ya advirtieron de que no había que echar las campanas al vuelo y, si la cobertura vacunal caía, podían darse brotes por importación del virus desde el continente. En Europa, desde enero de 2016, Rumanía ha registrado 8.937 casos de la enfermedad debido a la caída de la tasa de inmunización por las deficiencias del sistema sanitario y el avance del movimiento antivacunas. En lo que va de año, el sarampión se ha cobrado en ese país 21 vidas y también ha habido muertes en Italia (3), Alemania (1), Bulgaria (1), Francia (1) y Portugal (1).

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa que puede causar, entre otras complicaciones, ceguera, encefalitis, sordera, neumonía y, en embarazadas, abortos. Con uno o dos fallecidos por cada mil niños infectados, es una de las principales causas de mortalidad infantil a pesar de existir desde hace décadas una vacuna eficaz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos