La OMS alerta de una posible expansión del ébola fuera del Congo

Los sanitarios trasladan el cadáver de una victima del ébola en noviembre de 2014. :: efe
/
Los sanitarios trasladan el cadáver de una victima del ébola en noviembre de 2014. :: efe

El Gobierno africano y el organismo de Naciones Unidas anuncian 18 fallecimientos y 32 casos confirmados o sospechosos del virus

DANIEL ROLDÁN

madrid. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este viernes sobre el riesgo de expansión que tiene el brote del virus del ébola aparecido en la región de Bikoro, en la República Democrática del Congo. Criticada antaño por su falta de músculo a la hora de responder a otras crisis epidémica -la propia OMS entonó el 'mea culpa' con la pandemia de Sierra Leona, Liberia y Guinea que terminó hace dos años-, ayer quiso ser clara y dejó aparcados los circunloquios y las palabras vacías. «Estamos muy preocupados y nos preparamos para el peor de los escenarios», dijo el director del programa de gestión de situaciones de emergencia de la OMS, Peter Salama, en Ginebra.

«¿Por qué estamos preocupados por esta epidemia? Es una enfermedad mortal, con una tasa de mortalidad del 20% al 90%. También sabemos que hay varios elementos preocupantes que podrían amplificar esta epidemia», explicó Salama. Uno de estos elementos de preocupación es que los casos se detectaron en tres lugares distintos, aunque dentro de una misma zona rural; un lugar situado al noreste del país que baña el lago Tumba. Una zona de ríos navegables y que, además, hace frontera con el Congo. Y en África, los límites entre un país y otro se caracterizan por su porosidad. Por este motivo, el departamento sanitario de Naciones Unidas puso en alerta a los dos Congos y al resto de los países limítrofes con la RDC: Angola, Zambia, Tanzania, Burundi, Ruanda, Uganda, Sudán del Sur y República Centroafricana. Además, Kenia decidió reforzar sus controles fronterizos para evitar la propagación del virus, que entre diciembre de 2013 y junio de 2016 mató a 11.310 personas e infectó a 28.616 habitantes en los tres países de África occidental.

La OMS ha registrado 32 casos confirmados o sospechosos de ébola, y 18 fallecimientos, entre el 4 de abril y el 9 de mayo. El martes pasado, el Gobierno congoleño hablaba de cuatro muertos. Además, tres de los casos afectan al personal sanitario, indicó Salama, una situación que podría convertirse en un factor «amplificador» de la epidemia. Además, para acceder a la región de Bikoro, los cooperantes tendrán que superar muchas dificultades. «La situación es absolutamente desastrosa en lo que respeta a las infraestructuras, hay muy pocas carreteras asfaltadas, muy pocas infraestructuras eléctricas, muy poca agua e infraestructuras sanitarias», dijo Salama.

«El acceso es extremadamente difícil. Se necesitan 15 horas en moto desde la ciudad más próxima», añadió. La OMS espera poder llevar este fin de semana material sanitario a la zona creando un «puente aéreo» con pequeños aparatos, a pesar de que no existen pistas de aterrizaje. Equipos de este organismo, Unicef, la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras (MSF) se han desplegado en Bikoro, a 280 kilómetros de la capital, Kinshasa. Además, otro equipo de entre 30 y 40 personas, que incluye a varios epidemiólogos, expertos en logística y en vacunas, será enviado a la RDC, según informa AFP.

Allí se realizarán los primeros estudios de cómo se ha podido reproducir la enfermedad, que se transmite a través de los fluidos corporales -ni por agua ni por aire- y por la ingesta de algún animal salvaje -como monos-, una práctica común en el Congo. «Sabemos que algunas personas fueron infectadas en los entierros y que otras lo fueron cuando se ocupaban de los pacientes», indicó por su parte Pierre Formenty, responsable del departamento de fiebres hemorrágicas virales de la OMS.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó ayer que había hablado con el ministro de Salud congoleño, Oly Ilunga, para enviar cuanto antes vacunas experimentales a la zona para evitar que el brote se convierta en una epidemia. Esta es la novena vez que aparece el ébola en RDC. En la penúltima ocasión, en 2017, causó cuatro muertos.

son los españoles residentes en la República Democrática del Congo ayudando a los más necesitados, según la Agencia Española de Cooperación. La gran mayoría son misioneros (112) y el resto, trabajadores de las ONG (37). El Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda no viajar «salvo por razones de extrema necesidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos