La DGT, alarmada por el incremento de los fallecidos de tráfico

El balance del año pasado se cerró con 1.810 muertos, un 7% más que en 2015, de los cuales 519 perdieron la vida en vías urbanas

DANIEL ROLDÁN MADRID.

El avance del mes de enero confirmó que la tendencia bajista del número de fallecidos en las carreteras españolas se había terminado. El máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, anunciaba que se habían registrado 1.160 muertos durante el año pasado, 29 más que en 2015. Las imprudencias, el mayor volumen de vehículos en circulación, la elevada edad del parque automovilístico o el mal estado de las carreteras fueron algunas de las causas que se adujeron para este incremento. Siete meses más tarde, el aumento se ha consolidado, con 1.810 personas fallecidas, y se ha abierto un nuevo frente de lucha: los fallecimientos en las vías urbanas.

Fueron 519 personas las que perdieron la vida atropelladas por un coche (389 peatones fallecidos) o por accidentes en las calles de su ciudad o pueblo. Supone una subida de 18 puntos en comparación con el ejercicio anterior, en el que murieron 441 personas. Son 78 personas más que fallecieron. No se había superado el medio millar desde 2010 (550 finados), año en que comenzó a bajar -salvo un pico en 2012-. Este incremento ha hecho saltar las alarmas en la DGT, que ayer mismo anunció que se iba a renovar el convenio firmado con la Federación Española de Municipios y Provincias para avanzar en las medidas que se pueden implantar en los consistorios para rebajar esta mortalidad. Además, según indicó Serrano, se está trabajando en una guía para «facilitar y promover buenas prácticas técnicas» en las infraestructuras desde el punto de vista tanto de la seguridad vial como del descenso de los límites de velocidad.

A escala general, el director de la DGT no escondió los malos números de 2016. «No son las cifras que nos hubiera gustado comunicar», reconoció. El año pasado se produjeron 102.362 accidentes de tráfico con víctimas. Perdieron la vida 1.810 personas y otras 9.755 resultaron heridas y tuvieron que ser ingresadas. El número de fallecidos se incrementa un 7% (en 2015 fueron 1.689), pero con dos tendencias muy diferentes: mientras se dispara en las poblaciones -un 18% más-, sube de forma moderada en las vías interurbanas -un 3%, 43 vidas perdidas más-, hasta los 1.291 muertos.

Los siniestros en carretera representan el 71% de los fallecidos, pese a que solo suman un tercio de los accidentes con víctimas (36.721). Como otros años, la gran mayoría de las desgracias mortales se producen en vías convencionales. En cuanto al tipo de accidente, la salida de vía, con un 33% de los fallecidos (601), y el atropello al peatón, con un 21% (386), fueron los más frecuentes.

Lo que no varió el curso pasado fue en el momento en que ocurren los accidentes con al menos una víctima. Siete de cada diez ocurrieron en día laborable y los fallecidos en estas jornadas aumentan un 11%. Por el contrario, durante los fines de semana se produjo un descenso de un punto en el número de muertos. Con estos datos, la DGT asegura que cada día, de media, perdieron la vida cinco personas.

En cuanto a los accidentes, Tráfico subraya que 187 de los 805 fallecidos mayores de 12 años que viajaban en un turismo o en una furgoneta no llevaban el cinturón de seguridad. En cuanto al casco, quince de los 343 motoristas muertos no portaban esta medida de seguridad fundamental. Por otra parte, uno de cada diez accidentes con víctimas en vías interurbanas estuvo relacionado con el alcohol, ya que al menos uno de los conductores había dado positivo. Y la velocidad inadecuada estuvo presente en el 29% de los siniestros en vías convencionales.

Un balance que también preocupa a las organizaciones ya las asociaciones de víctimas. RACE reclamó que las medidas presentadas por el ministro del Interior en febrero se «amplíen» y se realice una mayor inversión en infraestructuras. En un sentido similar se expresó la presidenta de Stop Accidentes, Ana Novella. Exigió a la DGT que «ponga en marcha la revisión del carné por puntos» que anunció Juan Ignacio Zoido. «La ecuación más multas, menos accidentes, no funciona», añadió Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados. Una idea defendida por el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes, Francisco Canes. «Solo hay una medida: aumentar los radares. No hay nada nuevo», recalcó.

ciclistas fallecieron en las carreteras el año pasado. Son nueve más que en 2015 y se repite la cifra que se había dado en 2010. Los atropellos mortales de este colectivo no han tenido una bajada prolongada como las cifras globales de fallecidos. Así, mientras que en 2011 se alcanzan los 49, en 2012 y 2014 se superaban los setenta (72 y 75, respectivamente). Este año ya han muerto 26 ciclistas.

Fotos

Vídeos