Aemet prevé un invierno con temperaturas por encima de la media tras un otoño seco

El fenómeno de la 'Niña' podría traer copiosas precipitaciones a la mitad norte a lo largo de los próximos meses

J. L. ÁLVAREZ MADRID.

El otoño de 2017 ha sido el más cálido desde 1965 y el sexto con temperaturas más altas de este siglo. Además también fue el más seco desde el año 2000 y el tercero de los últimos 52 años. Según explicó la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, el otoño (meteorológico: septiembre, octubre y noviembre) tuvo un carácter «muy cálido, con una temperatura media de 16,7 grados, 0,8 por encima de la media para esta estación». Por regiones fue «extremadamente cálido» en el cuadrante suroeste peninsular y Canarias, mientras que en Baleares fue «frío o extremadamente frío».

Respecto a las precipitaciones, la media fue de 84 mm, lo que supone un 59% menos de lo esperado para el otoño. Según la portavoz de la Aemet, fue «extremadamente seco» en Extremadura, Comunidad Valenciana, sur de Murcia, en una extensa franja de la mitad norte peninsular que abarca desde Castilla y León, Aragón, Madrid, norte de Castilla-La Mancha y la desembocadura del Ebro. Solo fue «normal o algo húmedo» en los litorales del Cantábrico y de Andalucía y en el oriente de Mallorca.

Según el avance de las previsiones de la Aemet para este invierno, hay probabilidades de que las temperaturas vuelvan a ser superiores a la media entre uno y tres grados, según las regiones. Sin embargo, sobre las precipitaciones los meteorólogos mantienen la «cautela», porque los modelos de predicción no son nada claros y se espera que la vertiente atlántica y la mitad norte peninsular puedan sentir los efectos del fenómeno de la 'Niña' con abundantes lluvias. En todo caso, la experta indicó que la 'Niña' de este año será «débil» en comparación con episodios anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos