«Cuando actúas con un traje de licra no hay vanidad»

Andy Serkis, con el traje para la 'motion caption' durante el rodaje. :: r. c./
Andy Serkis, con el traje para la 'motion caption' durante el rodaje. :: r. c.

El intérprete, experto en la técnica de la 'motion caption', se mete otra vez en la piel de César en la última entrega de 'El planeta de los simios' Andy Serkis Actor

MARÍA ESTÉVEZSAN FRANCISCO.

El director Matt Reeves completa la nueva trilogía de 'El planeta de los simios' con 'La guerra del planeta de los simios', el capítulo final de una franquicia inspirada en la novela homónima de Pierre Boulle. Este último episodio tiene lugar dos años después del final de 'El amanecer del planeta de los simios' y comienza con una batalla militar entre los simios y los humanos. César, interpretado de nuevo y de forma brillante por el actor Andy Serkis, volverá a contar con sus fieles seguidores: Rocket (Terry Notary), Maurice (Karin Konoval) y Luca (Michael Adamthwaite), así como con los nuevos aliados, Simio Malo (Steve Zahn) y la pequeña humana Nova (Amiah Miller), junto a quienes se enfrentará contra el despiadado Coronel (Woody Harrelson), que lidera a la raza humana. En Andy Serkins, famoso por su capacidad de transformación (interpretó el papel de Gollum en 'El señor de los anillos' y dio vida a 'King Kong' en la cinta de Peter Jackson), recae el argumento de la trama.

-Se ha convertido en un experto en interpretar dentro del campo de la 'motion caption'. ¿Le ha cambiado su perspectiva como actor?

-Actuar es actuar, no importan las circunstancias, pero al interpretar a César hay un elemento de libertad. Cuando te enfundas en un traje de licra lleno de puntos de luz te desprendes de la vanidad y no puedes pararte a pensar en tu imagen. Digamos que César me ha permitido ensuciarme como actor, me ha liberado y me ha expuesto. El actor que me habita ha sido feliz interpretando este papel.

-En su primera interpretación de César recibió muchísimo reconocimiento y el aplauso de la crítica. ¿Cree que ocurrirá lo mismo en esta ocasión?

-Por una razón que desconozco me he convertido en el portavoz de la discriminación que existe hacia los actores que aparecen en 'motion capture', en maquillaje o con disfraces. Ahora todos los profesionales, no importa si aparecen o no en pantalla, reciben su reconocimiento y así es como debía ser. La interpretación 'capturada' graba en las cámaras la actuación de un actor, aunque lo hace de otra manera. Las generaciones jóvenes son muy conscientes de quiénes somos, sobre todo porque ellos mismos utilizan sus avatares cuando hacen vídeos en Internet. Como actor he interpretado muchos papeles; unos en películas normales y otras con 'performance capture', y la verdad, me siento igual en ambos casos.

-Las escenas entre usted, el simio villano, la niña y Maurice son espectaculares.

-Y no olvide a Woody Harrelson, que está fantástico como el coronel. Este filme habla de la empatía, de la necesidad de entender a quienes nos rodean. Creo que emocionalmente todos los actores hemos capturado la esencia de los personajes. En 'La guerra del planeta de los simios' vemos que César mantiene su propio conflicto con el Coronel y eso brinda la oportunidad de grandes escenas entre ellos.

-Resulta sorprendente la empatía que provocan los simios entre la audiencia, especialmente en esta última entrega.

-Es cierto, es cierto. Las escenas con los simios cuando son golpeados son muy duras. Esa es la genialidad de la metáfora de 'El planeta de los simios'. Creo que la trilogía consigue examinar de una forma brillante la condición humana desde una perspectiva abstracta. Si hay algo que me emociona de esta película es la evolución personal de César, cómo cada vez es más humano, porque expresa sus emociones de una forma muy humana contradiciendo su condición animal. Cuanta más rabia muestra, más pierde el control y más compleja es su personalidad.

-La entrega anterior fue un exitazo en la taquilla. ¿Espera la misma reacción del público con la llegada del último capítulo de la trilogía?

-Creo que el éxito de la película anterior estaba en mantener el punto de vista de César. Fue en ese filme cuando realmente uno se da cuenta de que él es el protagonista. Al público le gusta el personaje, esta es una película sobre los simios, una franquicia dedicada a ellos, es el principio de la cultura simia. El ejército humano ha estado buscando a César desde que terminó la otra película porque saben que él es el líder y quieren matarlo, quieren dividirlos. En esta primera batalla casi lo consiguen.

Fotos

Vídeos