Actrices galas contra el «puritanismo» de la campaña por el acoso sexual

R. C. PARÍS.

Un centenar de artistas e intelectuales francesas lanzó ayer un manifiesto contra el «puritanismo» de la campaña contra el acoso sexual desatada a raíz del 'caso Weinstein', que ha teñido de negro en un gesto reivindicativo la gala de los Globos de Oro.

La tribuna publicada en 'Le Monde' por actrices como Catherine Deneuve e Ingrid Caven o la escritora Catherine Millet defiende que «la violación es un crimen, pero el flirteo insistente o torpe no es un delito, ni la caballerosidad una agresión machista». No se sienten representadas «por ese feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, adquiere el rostro de un odio a los hombres y su sexualidad», en alusión al movimiento #metoo. Defienden «la libertad de importunar» de los hombres y se oponen a la «justicia sumaria» que juzga a aquellos «cuyo único error fue tocar una rodilla, tratar de robar un beso o hablar de cosas íntimas en una cena profesional».

Por otra parte, el ganador del Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia, James Franco, ha sido acusado de acoso por tres actrices en las redes sociales. Las acusadoras cuestionaron su presencia en un evento que se convirtió en un alegato contra los abusos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos