El más acaudalado contribuyente de Soto, con docenas de fincas

Todas sus tierras quedaron en Soto bajo la administración del padre del afamado fabricante de mazapanes de Soto, Felipe Romero Lázaro

PILAR HIDALGO Logroño

Francisco Luis Vallejo murió en Soto en Cameros el 20 de febrero de 1868, sin haber alcanzado los 60 años de edad. Según el libro confeccionado por la Asociación ARCES, se le enterró en el camposanto de esta villa, en una capilla de su propiedad, con oficio doble mayor. En esta capilla, hoy en día prácticamente en ruinas, se enterró también a su hija María de las Nieves y a su esposa.

Francisco Luis siempre fue el más acaudalado contribuyente de Soto, en donde poseía numerosas propiedades, entre ellas docenas de fincas. Tras fallecer, todas sus tierras pasaron a ser propiedad de su mujer y quedaron en Soto bajo la administración del padre del afamado fabricante de mazapanes de Soto, Felipe Romero Lázaro. El antiguo cementerio soteño es hoy un parque y sus lápidas se trasladaron al nuevo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos