Absuelta una madre por abofetear a su hijo que padece el «síndrome del emperador»

R. C. A CORUÑA.

Un juez de A Coruña ha absuelto a una madre a la que su hijo de once años llevó a juicio por darle un bofetón. El titular del Juzgado Penal 2, José Antonio Vázquez Taín, considera que «la corrección física moderada estaba justificada», porque que era la única manera de actuar que tenía la mujer ante un joven en el que el juez ve el «síndrome del emperador» y que entiende que con su comportamiento únicamente busca «humillar y despreciar a su madre».

Vázquez Taín asegura en la sentencia que los hechos, ocurridos en dos episodios, uno en 2015 y otro en 2016, son «puntuales y con provocación del menor», y en los que la madre no tiene intención alguna de lesionarlo.

Tanto la actitud del joven hacia su madre como su comportamiento en la sala del juicio cosechan duros calificativos del juez. Dice en la resolución que «sorprende la calculada frialdad del menor» y, añade, que «da pena comprobar su total falta de empatía».

La mujer, para la que el fiscal pedía 35 días de trabajos comunitarios y seis meses de alejamiento del hijo, abofeteó al menor después de que se negase a ayudarla con el desayuno porque estaba escuchando música en su «teléfono nuevo de alta gama» y después de que arrojase el móvil si no a su madre sí contra el suelo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos