«Abrir las aulas a la cultura es abrirlas a la convivencia y el compañerismo»

'El Langui' estará hoy en la Sala Norma de Logroño. / J.C. HIDALGO
'El Langui' estará hoy en la Sala Norma de Logroño. / J.C. HIDALGO

El ganador de dos Goya ofrece un concierto esta noche dentro de la programación del concurso de maquetas musicales de la UR Juan Manuel Montilla, 'El Langui' Cantante, actor y locutor

M. SOBRINO LOGROÑO.

Al rapero y actor -entre muchas otras cosas-, Juan Manuel Montilla, más conocido como 'El Langui', le espera una jornada agitada hoy en Logroño. Esta tarde, a las 19 horas, ofrece en el Aula Magna del Quintiliano la conferencia 'A mí no me digas que no se puede' y tras ella volverá a coger el micrófono en la Sala Norma (21 horas), esta vez para cantar dentro de la programación especial del concurso de maquetas musicales de la Universidad de la Rioja. En ambos actos, el esfuerzo, el sacrificio y la ilusión se dejarán ver en sus palabras.

-Su conferencia, desde el mismo título, promete hablar de superación. ¿Es éste el valor más importante que debemos tener?

-Uno de ellos. Forma parte de un conjunto de ideas clave para sacar adelante tu día a día, para quererte a ti un poco más, para conocerte y llegar a aportar algo bueno a la sociedad, que en esta vida es necesario. Creo que ahora mismo vamos muy acelerados y somos muy individualistas, nos cuesta compartir y se nos están olvidando los valores, con lo que contribuimos a que la sociedad sea paupérrima en sentimientos y actitudes.

-Llama la atención escuchar esta visión tan cruda del mundo en alguien que siempre ondea el estandarte del optimismo.

-Pero es una realidad y sólo hay que abrir redes sociales y ver cómo se están comportando nuestros jóvenes, o salir a la calle y ver el recreo de un instituto. No todo el mundo, pero sí una gran mayoría.

-¿Es un problema de los jóvenes?

-No dejan de ser esponjas, el reflejo de la sociedad. Pero te hablo de los jóvenes porque son el futuro, la juventud es quien siempre viene pisando fuerte y hace cambiar todo. Son ellos, porque está visto que los adultos no somos capaces.

-¿Fue esta convicción en que los jóvenes son el futuro la que le hizo abrir su asociación socio-cultural en Madrid?

-Con los chavales hay mucha necesidad y en mi barrio especialmente. Hay una falta de atención a esos jóvenes y a mí me pide el cuerpo ayudar, enseñarles cómo locutar, cómo hacer canciones... cómo sacar la creatividad que tienes dentro, tus necesidades, tus inquietudes.

-¿Está la creación artística ligada a la necesidad de escapar del sufrimiento?

-Evidentemente. Cuando uno lo está pasando mal es cuando sale esa necesidad de hablar, de pegar un grito. Si tienes las herramientas, lo puedes hacer, ya sea en forma de baile, de música, de pintura, de escritura...

-En ese sentido, ¿cómo ve iniciativas como ésta de la UR?

-Estas propuestas son necesarias siempre, tanto en la universidad, como en institutos o en otras aulas. Dar cabida a la cultura, a una parte creativa, sea cual sea, donde los chavales puedan desarrollar sus técnicas y necesidades más allá de sus estudios. Creo que es fundamental porque armoniza el día a día y la convivencia, fomenta compartir, dialogar, crear debate a partir de la música. Algo tan simple como el interesarse por quién se presenta o qué toca cada uno o un sencillo «Vamos a ensayar, veníos» refuerza los lazos entre compañeros. Y es todo a través de la cultura.

-¿Es la cultura, entonces, la solución a esa individualización de la sociedad que estamos sufriendo?

-Pues sí, claro. La música, en este caso en las aulas, puede crear esa armonía y esa comunicación entre jóvenes. Abrir las aulas a la cultura es abrirlas a la convivencia, al compañerismo y a la creatividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos