La Rioja

Los autores celebran la nueva tasa, pero consideran bajos los gravámenes

  • Los principales partidos de la oposición apuntan a que no se opondrán al decreto, que fue criticado con dureza por la Asociación de Internautas

Las reacciones al nuevo canon digital aprobado ayer en el Consejo de Ministros fueron, excepto por parte de la Asociación de Internautas, positivas hacia una norma que recupera el modelo de compensación de copia privada vigente en Europa.

Desde la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (Adepi), que agrupa a las organizaciones de autores, consideran, «a falta de una revisión a fondo del texto aprobado», una «buena noticia» la aprobación del real decreto-ley, cuyo articulado «cumple con la directiva europea y la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)». Y es que con este nuevo canon, explican en un comunicado, se soluciona «la situación de ilegalidad en la que se encuentra España» desde que el tribunal de Luxemburgo vapulease el sistema hasta ahora vigente, sufragado con cargo a los Presupuestos del Estado.

Sin embargo, en Adepi entienden que los importes provisionalmente asignados a modo de compensación quedan «por debajo de la media de la Unión Europea» y esperan que sean «ajustados con criterios objetivos durante el desarrollo reglamentario del nuevo sistema», para lo que ofrecen su «apoyo y mejor disposición».

«Urgencia»

Los principales partidos de la oposición apuntaron en sus reacciones a que no se apondrán a la aprobación de la norma en el Congreso. Podemos fue el más crítico con un decreto que ha salido «en condiciones de urgencia y debido a los errores de José María Lassalle», según Eduardo Maura, su portavoz de Cultura.

«Moderadamente contenta». Así se definió Marta Rivera de la Cruz, presidenta de la Comisión de Cultura, ante la presentación del nuevo canon. «Es un tema complicado que tiene muchas aristas y había que limar asperezas. Ahora tenemos un buen punto de partida con el modelo que prima en el resto de países de nuestro entorno», aseguró la diputada de Ciudadanos una vez conocida la regulación.

En la misma línea se expresó José Andrés Torres Mora, portavoz socialista de Cultura en el Congreso. «Razonablemente contento ante una noticia que es justa y buena, porque se ha producido un perjuicio al mundo de la cultura», fue su valoración inicial de una nueva norma «fruto de un acuerdo y un consenso bastante amplio entre el sector cultural y el sector tecnológico».

Las críticas más duras llegaron desde la Asociación de Internautas, que en un extenso comunicado manifestó su malestar ante un nuevo canon que considera «arbitrario, desproporcionado e injusto». A juicio de la organización que preside Víctor Domingo, se ha cedido «a las exigencias del lobby de los autores, que sigue dictando a gusto y con ganas sus exigencias al Gobierno». En su opinión, «el comportamiento de los españoles ha cambiado sustancialmente hasta hacer desaparecer prácticamente la copia privada». «La descarga ya no es, en absoluto, un fenómeno masivo sino una actividad marginal», aseguró.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate