La Rioja

Las enfermeras podrán prescribir medicamentos en los centros de Cataluña

  • El sindicato de médicos no avala la iniciativa de la Generalitat y recurrirá el decreto porque cree que invade tareas exclusivas de su profesión

Barcelona. Las enfermeras catalanas podrán recetar medicamentos siempre que partan de un diagnóstico médico, dispongan de la formación adecuada y sigan el protocolo. El proyecto de decreto que prepara la Generalitat dará cobertura legal a que las enfermeras puedan indicar y usar productos sanitarios y medicamentos que actualmente no están sujetos a prescripción médica sin que sea necesaria la autorización expresa de un médico. En el caso de los medicamentos sujetos a receta médica, el texto presentado ayer prevé que las enfermeras puedan indicar y emitir las recetas en sus ámbitos de actuación profesional, en el marco de protocolos clínicos con el apoyo de un diagnóstico médico previo. «Muchos productos requieren prescripción médica por una cuestión administrativa, pero quienes los usan en realidad son las enfermeras», dijo la directora general de Regulación Sanitaria, Neus Rams.

La Consejería de Salud trata de blindar con seguridad jurídica unas «actividades que ya se hacían habitualmente en Cataluña» y que un decreto estatal de 2015 había dejado sin amparo. «Blindamos de seguridad jurídica lo que pasa cada día con normalidad en los centros sanitarios de Cataluña: el trabajo en equipo y las relaciones interprofesionales, que son la clave de la calidad del sistema de salud catalán», afirmó el consejero, Toni Comín.

El decreto establecerá que no sea necesario acreditar formación adicional al grado universitario para que las enfermeras puedan usar medicamentos que no requieren receta. Para los medicamentos sujetos a prescripción médica, el proyecto prevé la creación de una comisión que deberá determinar los ámbitos donde sea necesario desplegar la actividad de indicación y uso de medicamentos por parte de las enfermeras, así como acordar, para cada ámbito, la formación específica o la experiencia que tendrán que acreditar para llevarla a cabo.

La norma catalana cuenta con el consenso del Colegio de Enfermeros, pero no del sector médico. Los colegios de médicos catalanes presentarán alegaciones al decreto porque creen que no todos los enfermeros están formados y capacitados para indicar, usar y dispensar medicamentos. «La prescripción médica es intrínseca al acto médico y es una competencia exclusiva del médico y no entendemos prescripción sin diagnóstico y el diagnóstico lo hace el médico», afirma el Sindicato de Médicos, que recurrirá el decreto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate