La Rioja

«Conserva la mirada para ver»

  • Marina Pascual e Iñigo Beristain aportan una obra al nuevo Centro Botín de Santander

LOGROÑO. La semana pasada fue inaugurado en Santander el Centro Botín. La nueva institución de arte ha abierto con la primera exposición en España de Carsten Höller, una muestra de dibujos de Goya y una selección de la propia colección de la Fundación Botín. Además, las distintas aulas del impresionante edificio diseñado por el arquitecto Renzo Piano, de 10.285 metros cuadrados, situado sobre el antiguo aparcamiento del ferry, en voladizo sobre el mar Cantábrico, cuentan con diferentes obras, como 'Conserva' de Marina Pascual e Iñigo Beristain.

No es la primera vez que la arquitecta y dinamizadora cultural riojana Marina Pascual y el fotógrafo guipuzcoano residente en Logroño Iñigo Beristain trabajan juntos, ya lo hicieron hace unos meses para una muestra fotográfica del Centro de Participación Activa de Personas Mayores Zona Sur de Logroño. En este caso, el trabajo de asesoramiento de Marina para el Centro Botín desarrollado meses atrás condujo a la propuesta de «plantear algo participativo, de desarrollo social, algo rápido y no invasivo para la gente». Una obra artística efímera que se completara con la participación del público que pasara en los días de puertas abiertas del Centro Botín, durante su inauguración.

Un cubo de madera de 2x2 metros cubierto de 2.500 tarros de conserva. El público que se acercaba era fotografiado, a su retrato se le recortaba un ojo y este era colocado a modo de tapa en el tarro. Consiguieron reunir 1.500 ojos en una semana, aunque la obra continúa estos días, ya sin su supervisión y sin posibilidad de ser finalizada. Pascual y Beristain trabajaron bajo el concepto «Conserva la mirada para ver», mezclando lo conceptual con lo visual, la profundidad del mensaje con la cotidianidad de los objetos empleados para la obra de arte.

«Ha sido más participativo de lo que pensábamos y ahora no sabemos qué haremos con la obra, tenemos que hablarlo. Es un cubo desmontable que no puede permanecer ahí, porque está en un aula que se va a emplear para otros fines, pero se puede recolocar y ampliar introduciendo textos en los tarros, por ejemplo», explica Marina Pascual.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate