La Rioja
La escritora Eva García Sáenz de Urturi posa con un puñado de ejemplares de 'Los ritos del agua'. :: r.g.
La escritora Eva García Sáenz de Urturi posa con un puñado de ejemplares de 'Los ritos del agua'. :: r.g.

Eva García Sáenz de Urturi: «Siempre he escrito sobre familias, me parece la célula básica del conflicto»

  • La autora alavesa ofrece hoy en el Aula de Cultura de Diario La Rioja-UNIR (20 horas) la charla 'Cómo gestar un best-seller hablando de tu tierra'

La trayectoria literaria de Eva García Sáenz de Urturi es cuando menos atípica. Nacida en Vitoria en 1972, se diplomó en Óptica y Optometría y trabajó para Carrefour, después ejerció de bibliotecaria en la Universidad de Alicante y publicó su primera novela en Amazon: 'La saga de los longevos' (2012). Apenas cinco años después es una de las autoras más leídas de España gracias, sobre todo, a la 'Trilogía de la Ciudad Blanca'. La primera entrega, 'El silencio de la ciudad blanca', ha vendido más de 100.000 ejemplares y será adaptada al cine. Hoy, a partir de las 20.00 horas en el Centro Cultural Ibercaja de Logroño, Eva García Sáenz de Urturi será la protagonista del Aula de Cultura de Diario LA RIOJA-UNIR con la conferencia 'Cómo gestar un best-seller hablando de tu tierra', en la que también presentará su sexta y nueva novela, 'Los ritos del agua' (Planeta, 2017), libro que suma ya más de 200.000 ejemplares vendidos.

Haciendo repaso a su biografía, esta se distancia mucho de los escritores de éxito. Por tanto, ¿le ha sorprendido a usted misma?

He sido directiva regional de Ópticas Carrefour durante diez años, luego saqué plaza en la Universidad de Alicante y trabajé en su biblioteca durante otros diez años. Pero llevo toda la vida participando en cursos de escritura como alumna y como profesora. Y siempre he ganado concursos literarios. En los últimos cinco años he publicado otras cinco novelas, pero he ido escalando. Con cada nueva publicación tenía más número de lectores, hasta que con 'El silencio de la ciudad blanca' llegué a los 100.000 y, con 'Los ritos del agua', en apenas un mes hemos llegado a los 200.000. No ha sido ninguna sorpresa porque he ido paso a paso. Si el éxito me hubiera llegado con la primera novela...

Además, en su caso el éxito ha llegado gracias al 'boca a boca' de los lectores. ¿Eso hace más ilusión?

El mérito es cuando esto se consigue gracias a los lectores, no a grandes campañas de marketing o a los medios de comunicación porque apoyan a un autor por ser mediático. Cuando todo es un fenómeno de recomendación, como sucedió con mi primera novela, 'La saga de los longevos', y está sucediendo con la 'Trilogía de la Ciudad Blanca'. Ahora, si hago gira y voy a ferias es porque lo demandan clubes de lectores. Y son unos libros que son muy para regalar, cuyas ventas suben en el Día de la Madre, en Sant Jordi, en Navidad... Casi siempre que voy a algún sitio a firmar ejemplares la gente me trae dos o tres libros y tengo que poner «Feliz cumpleaños».

Para escribir 'Los ritos del agua' se formó en Criminología y Medicina Forense. ¿Por qué?

En realidad, para escribir los dos últimos. Hasta ahora yo había escrito novela histórica y me había documentado con arqueólogos y en la biblioteca de la facultad de Historia. Como el protagonista de la 'Trilogía de la Ciudad Blanca' es perfilador criminal, me acerqué a una academia de policía, les expliqué mi caso, que era una escritora de Planeta y necesitaba documentarme. Hice los cursos y me examiné como los policías, primero en 'Perfilación criminal' e 'Inspección técnica ocular' y, después, hice cinco más, desde 'Ciberbullying' y 'Ciberdelincuencia' hasta 'Atención a víctimas de delitos sexuales'. Creo que ya me doy por satisfecha porque, cuanto más sé, menos meto en las novelas porque no me gusta horrorizar a los lectores. Todos leemos por pasar un buen rato. Todas mis historias son, en realidad, de amor, de familia, de superación de sentimientos, historias bonitas. Y eso es lo que me interesa. Por ejemplo, siempre 'mato' sin sangre. Eso también me viene bien para que los personajes vayan seguros por la vida. Si plasmo todo lo que sé, no sería bueno para mis lectores.

'Los ritos del agua' es una novela negra, un 'thriller' y, sin embargo, esto no está reñido para que también sea, como usted misma la describe, una obra sobre «la paternidad y la maternidad». ¿Es posible?

Realmente siempre he escrito sobre familias, que me parece la unidad básica de la sociedad y también la célula básica del conflicto. Dos personas unidas por lazos de sangre son una buena base de conflicto para plasmar en ficción. Todas mis novelas, sea 'Pasaje a Tahití' o 'La saga de los longevos', siempre han hablado de familias, que es lo que me gusta y me interesa: distintos tipos de hermanos, de relaciones padres-hijos, buenas, tóxicas, etc. Cada escritor tiene su tema y eso se va viendo cuando llevas escritos cuatro o cinco libros, independientemente del género o de la premisa que elijas.

'Los ritos del agua' es una novela tan actual que arranca en noviembre del 2016 y finaliza en enero del 2017. ¿Por qué lo quiso así?

Siempre escribo en futuro, contando con las fechas en las que se va a publicar el libro, para que mis lectores tengan la experiencia de leer a tiempo real. Ya sucedió con 'El silencio de la ciudad blanca', que empezaba el día de Santiago de 2016. El libro se publicó meses antes y transcurría durante las fiestas de la Blanca, así que fue muy bonito. Para entonces ya era un éxito y se estaban haciendo rutas turísticas por Vitoria. Los lectores me escribían contándome sus experiencias.

Lo más simpático es la oportunidad del lector de meterse en la novela gracias a las rutas turísticas que sobre la misma se hacen en su ciudad, Vitoria. Estará orgullosa...

Ha sido una parte muy importante del fenómeno social. Y ha atraído a tanto turismo que ha sido la ruta más realizada de las treinta que se ofrecen a lo largo del año. Iban a realizarse sólo durante dos semanas y llevan más de un año. Hasta tal punto que algún director de hotel hizo leer el libro a sus empleados porque en Recepción preguntaban por lugares que aparecen en él. La novela se ha convertido en un elemento turístico de primer orden, me llevaron como embajadora a Fitur.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate