La Rioja

Halladas dos crónicas negras del siglo XVII ofrecidas en la red por 1.000 euros

Portada de la 'Relación de sucesos', impresa en Sevilla en 1619, de incalculable valor histórico. :: EFE
Portada de la 'Relación de sucesos', impresa en Sevilla en 1619, de incalculable valor histórico. :: EFE
  • Las páginas que relatan el ajusticiamiento de unos amantes andaluces desaparecieron del Archivo Histórico de la Universidad de Sevilla

Sevilla. En el siglo XVII algunos cronistas se dedicaron a narrar y difundir los sucesos de cada villa en unas piezas consideradas hoy el germen del periodismo. La Universidad de Sevilla acaba de recuperar uno de esos documentos extraviado desde hace dos décadas. Estaban en poder de un librero de viejo de Barcelona que lo puso a la venta en internet. La pieza, de valor incalculable según los expertos, se ofrecía por 1.000 euros.

El documento está compuesto por dos páginas, impresas en su anverso y reverso en una imprenta del centro de Sevilla y fechadas en 1619. Escritas en castellano de la época y con anotaciones a mano, su autor realiza en ellas una crónica del ahorcamiento de una pareja de amantes infieles llevada a cabo en Constantina, un pueblo de la sierra norte de Sevilla. Al darse cuenta que uno de ellos seguía con vida, tuvieron que volver a ajusticiarlo, hablando de «hecho sobrenatural» o «maravilla prodigiosa».

Inicialmente formaba parte de un tomo titulado 'Relación de sucesos', con otras crónicas similares, propiedad de la Universidad de Sevilla desde la segunda mitad del siglo XVIII. Se encontraba registrado en el Fondo Antiguo y Archivo Histórico de la Biblioteca de la Hispalense, pero hace más de dos décadas se le perdió la pista, según explicaron ayer los responsables del centro. No hay constancia de en qué momento exacto se extravió y quién pudo ser el autor de la sustracción.

Los responsables de la universidad lo encontraron casualmente en una web inglesa, y tras pedir fotos al vendedor para cerciorarse de que era la obra que buscaban, denunciaron el asunto. En colaboración con agentes de la Policía catalana, se certificó la autenticidad del documento e identificaron al vendedor, un librero barcelonés que lo adquirió en una subasta por unos 500 dólares. Hasta allí llegó procedente de una familia noble que decía tenerlo en su poder desde hace un siglo, aunque prosiguen las pesquisas policiales para tratar de esclarecer cómo salió el documento de la Hispalense.

Recuperada la pieza e interrogadas varias personas, de momento no hay nadie imputado al entenderse que todos actuaron de buena fe. Entregada a la Universidad de Sevilla, su rector, Miguel Ángel Castro, resaltó el «inestimable valor» del escrito para el Fondo de la Biblioteca, donde quedará expuesto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate