La Rioja

Insignia de Oro de la AiG para Carbonell, maestro de maestros

Saber reconocer la imagen clave de un acontecimiento y sacarle el partido que merece en la edición impresa es la razón por la que quisieron contar con él grandes figuras del periodismo como Raúl Cancio en El País, Joan Tapia en La Vanguardia o Antonio Franco en El Periódico de Catalunya. Además, sus fotografías han merecido reconocimientos como el Godó de Periodismo (por la conocida instantánea del incendio del Liceo en 1995) y el Fotopres (1983) o han quedado grabadas en nuestra memoria (como el gol de Koeman en la final de la Champions en Wembley).

Por estas razones, y por ser maestro (amén de docente en la Pompeu Fabra) de maestros del fotoperiodismo, la Asociación de Informadores Gráficos de La Rioja (AiG) concedió ayer su Insignia de Oro -la quinta- a Agustí Carbonell (Barcelona, 1951).

La recibió en el Ayuntamiento de la capital de manos de la alcaldesa, Cuca Gamarra, a quien acompañaban el director de la AiG, Fernando Díaz Uriel, y otros miembros de la asociación, algunos de ellos tras la cámara. Gamarra no sólo reconoció la trayectoria de Carbonell, sino la de la propia AiG, y más «en estos momentos complicados». Y de ahí su aliento para una profesión, la del informador gráfico, que es «fundamental para construir una sociedad sobre los sólidos cimientos de la libertad», comentó.

Los gráficos -a través de las palabras de su secretario, Antonio Díaz Uriel- reconocieron en Agustí Carbonell a «uno de los pioneros que han marcado el destino del fotoperiodismo de nuestro país».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate