La Rioja
Una cuidadora coge las manos de un enfermo de alzhéimer. :: avelino gómez
Una cuidadora coge las manos de un enfermo de alzhéimer. :: avelino gómez

Más atención para el cuidador familiar de los enfermos con alzhéimer

  • Ocho de cada diez personas que atienden a un ser querido son mujeres, que deben abandonar su proyecto vital

Cuando Mariló Almagro se enteró de que su madre tenía alzhéimer, hace ya 16 años, su padre tenía claro quién debía estar en la casa familiar de Motril (Granada) echando una mano para atenderla. «Mi hermana y yo. ¿Por qué? Porque los hombres no saben», dice la presidenta de Afa-Contigo, la asociación de familiares de enfermos de esta enfermedad tan demoledora para los seres queridos que ven cómo se apaga su madre, su padre o su abuelo. «Es una mentalidad que impera y que está siendo muy difícil de cambiar», añade.

La presidenta de la Confederación Española de Alzheimer (Ceafa), Cheles Cantabrana, confirma esta realidad. «El cuidador de una persona con esta enfermedad es o una persona mayor o una mujer que está en la cincuentena. Son cuidadoras en el 76% de los casos. Las personas que, además, trabajan se ven afectadas y hasta un 30% tiene que solicitar una reducción de trabajo y un 12% llegan a abandonarlo», explica. «Yo vivo en Málaga y voy cuatro días a Motril. Y tengo mi familia», ilustra Almagro. Unas medidas que tienen un efecto a largo plazo -menos tiempo cotizado para una futura pensión- y a corto y medio plazo. Los costes de un enfermo al año rondan los 31.000 euros; y con menos sueldo es más difícil hacer frente a las obligaciones y las necesidades de estos seres queridos.

Además, tiene un alto coste personal. «Estar 24 horas al día dedicados a otra persona provoca una situación de aislamiento personal que al principio viene impuesta por las propias tareas pero que luego se va acentuando», según la presidenta de Ceafa. Frustración y estrés son solo dos de las características del síndrome del cuidador quemado. Para evitar este extremo, Ceafa presentó ayer el informe 'Cuidadores familiares. Propuestas para poner en valor su condición como persona', realizado en colaboración con Cinfa, donde se presentan 78 propuestas que se encuadran en tres epígrafes. El primero, centrado en la dimensión del cuidador como persona, articulando propuestas tendentes a visibilizar a la persona por encima del cuidador. En el segundo apartado se desarrollan las propuestas que tienen que ver con el rol de las administraciones públicas y la protección del sistema. Por último, se realizan las propuestas respecto a la magnitud social con el objetivo de comprometer a la sociedad.

Porque muchas asociaciones necesitan tener una red de protección. «Nosotros empezamos de cero. No había nada», recuerda Almagro sobre los inicios en Motril de la asociación. «Ahora tenemos lista de espera porque no tenemos más plazas ni medios que ofrecer», añade.

En este momento se estima que hay 1.200.000 personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer, y 4.800.000 personas entre quienes la padecen y sus familiares cuidadores en España. Por cada enfermo, hay dos o tres personas que le atienden. Y es que el 94% de los pacientes quieren ser atendidos en sus hogares.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate