La Rioja

Pensiones para todos los huérfanos de crímenes machistas

  • El Congreso tramitará una reforma del PSOE que pide que reciban un mínimo de 677 euros y no menos de 734 euros si son dos hermanos o más

Madrid. El Congreso comenzará el martes a tramitar una reforma legal que garantizará a todos los huérfanos de crímenes de violencia machista el cobro de una pensión con independencia de que la víctima, su madre, cumpla o no con los requisitos que la ley exige para ello.

Ángeles Álvarez, la diputada que defenderá la iniciativa del PSOE, da por seguro que la proposición de ley pasará el primer filtro del pleno con el respaldo de, al menos, Ciudadanos, Podemos y el Grupo Mixto (mayoría de la cámara) y espera que también se sume el PP, porque «sería inconcebible que no lo apoyase».

La ley exige que para que un huérfano de violencia machista cobre una pensión la víctima debe trabajar o estar dada de alta como desempleada, o, en su defecto, tener al menos cotizados 15 años a la Seguridad Social. Son muchas las asesinadas que no cumplen estas condiciones y sus hijos se quedan sin ingreso alguno. La reforma socialista hará que el asesinato de la mujer a manos de su pareja sea equiparable a un alta, con lo que sus huérfanos tendrán siempre derecho a una pensión.

El abandono oficial que sufren estos huérfanos hace que el Gobierno ni siquiera sepa cuántos no cobran pensión y sobreviven gracias al amparo de sus familiares, o de los servicios sociales si la familia no puede mantenerlos. Lo seguro es que desde 2013, 169 menores quedaron huérfanos por crímenes machistas -su padre está encarcelado-, lo que supone una media de 40 al año.

La propuesta socialista no solo prevé la universalización de la pensión sino también un aumento de su cuantía. Pide que el niño reciba un 70% de los ingresos de su madre (ahora es un 52%) y que si son dos o más huérfanos cobren el 118% de los ingresos (el equivalente de la pensión de viudedad con hijos). Ahora reciben el 52% sean uno o más. La reforma, de aprobarse, supondría aumentar un 34% la pensión media y más que duplicarla en los casos de varios hermanos. Las cuantías mínimas serían de 677 por niño y de 737 para dos o más huérfanos.

Los huérfanos de violencia machista tendrían derecho al cobro de pensión hasta los 21 años, hasta los 25 si los ingresos de la unidad familiar en la que conviven -dividida por sus miembros- no alcanza el 75% del salario mínimo, e incluso algún año más si aún estudian una carrera universitaria.

El PSOE aspira a introducir una enmienda a su iniciativa que convierta en retroactivas estas reformas, lo que aseguraría una pensión a todos los huérfanos a los que se les denegó por no cumplir los requisitos y, además, la obtendrían con el aumento de cuantía establecido.

La reforma prevé otras dos medidas. Los huérfanos, con la ley actual de entrada solo cobran un 20% de los ingresos de la madre fallecida (pensión ordinaria) y solo alcanzan el 52% cuando una sentencia firme confirma el delito y la cárcel del padre homicida, que es cuando obtienen el derecho a una pensión absoluta. El cambio consiste en que, una vez haya condena firme, reciban el 70% de la base reguladora de forma retroactiva desde la fecha en que les fue reconocida la pensión.

La segunda novedad es que si el padre muere después de matar a la madre -normalmente por suicidio- tendrán derecho a compatibilizar la pensión de orfandad de ambos progenitores, cosa que ahora se les niega. La remuneración compatible sería el 70% de los ingresos de la madre y el 20% de los del padre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate