La Rioja

Barcelona se aprovecha del 'brexit' para atraer centros de investigación de la UE

El consejero de Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, y el ministro Luis de Guindos.
El consejero de Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, y el ministro Luis de Guindos. / A. DALMAU / EFE
  • La ciudad acogerá un centro del Laboratorio de Biología Molecular y aspira a la Agencia del Medicamento, que abandonará Reino Unido

Barcelona acogerá una subsede del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (LEBM), un centro de investigación en enfermedades inmunológicas y del cáncer, que tiene diferentes emplazamientos en Grenoble (Francia), Hamburgo y Heidelberg (Alemania), Hinxton (Reino Unido) y Monterotondo (Italia). El centro científico, que se centrará en la investigación de biología de tejidos, clave para entender el cáncer, malformaciones congénitas o enfermedades del sistema inmunológico, se ubicará en el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB), donde se establecerán entre seis y ocho equipos de investigación, según el acuerdo presentado ayer por el ministro de Economía, Luis de Guindos; el consejero de Empresa, Jordi Baiget; y el presidente del consejo del LEBM, Patrick Cramer. Se trata de la primera deslocalización de este organismo en 20 años y está previsto que abra sus puertas a finales de año, con un centenar de científicos. La Generalitat aportará 400.000 euros anuales, el LEBM 16 millones en cinco años y el Gobierno central, seis millones en un lustro.

Según los responsables del Laboratorio Europeo, en el plazo de un mes se decidirá el director de la subsede de Barcelona, que contará con las tecnologías más avanzadas en imagen para obtener información compleja en 4D sobre tejidos y órganos. Una técnica que debe servir para comprender cómo se organizan e interactúan las células en los tejidos para abordar el tratamiento de enfermedades como el cáncer. En el LEBM destacaron que en la elección de Barcelona ha sido fundamental su relación con el Centro de Regulación Genómica (CRG) y los proyectos de investigación que ambos centros comparten ya desde hace años. Se trata de «un hito» para la investigación española, expresó De Guindos.

Barcelona será un foco de creación de conocimiento, de beneficios económicos y de generación de empleo, añadió. El ministro emplazó a que la investigación de excelencia tenga mayor protagonismo en la economía española. «Cataluña quiere ser decisiva en la generación de conocimiento», expresó el consejero catalán. Y es que Barcelona se prepara para acoger sedes europeas relacionadas con la biomedicina y para aprovechar también el escenario cambiante que se abre a partir del 'brexit'. Además del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Barcelona, la ciudad condal opta a acoger la Agencia Europea del Medicamento, que se encuentra en Londres, pero que con la salida del Reino Unido de la UE debe buscarse una nueva ubicación entre los socios miembros de la Unión.

Por ello, recientemente, el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona crearon un grupo de trabajo conjunto para impulsar la candidatura de Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Este organismo, dedicado a la evaluación científica, la supervisión de calidad y de seguridad de los medicamentos de uso humano y veterinario desarrollados por empresas farmacéuticas antes de su uso en el territorio de la Unión Europea, recibe más de 40.000 visitas al año y en su entorno están representadas unas 1.600 empresas, que podrían acompañarla en su cambio de sede.

Barcelona ya fue candidata a acoger esta sede en 1992, pero en la adjudicación resultó ganadora la ciudad de Londres, por delante de la capital catalana, que quedó en segunda posición, lo que avala su nueva candidatura. También es firme opositora por el hecho de que la industria farmacéutica tiene una fuerte presencia en el mercado catalán, donde da trabajo a unas 21.200 personas, en algunas de las delegaciones de las más importantes multinacionales del sector. En la EMA trabajan unas 900 personas, que deberían trasladarse de Londres a Barcelona, si la capital catalana se aprovecha de esta consecuencia indirecta del 'brexit'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate