La Rioja

«Sé la responsabilidad que tengo en Madrid y me llena de orgullo»

Diego Urdiales hará hoy en Fitero el primer paseíllo de la temporada. ::  Justo Rodríguez
Diego Urdiales hará hoy en Fitero el primer paseíllo de la temporada. :: Justo Rodríguez
  • El diestro de Arnedo comienza hoy la temporada con una corrida en Fitero a la espera de las cuatro tardes de Sevilla y Madrid

  • Diego Urdiales Torero

«Se me presenta un inicio de temporada muy intenso con tardes de máxima responsabilidad en Sevilla y Madrid en un año decisivo. Me llena de orgullo», explica Diego Urdiales apenas 24 horas antes de que dé inicio su decimoctava temporada esta tarde (17 horas) en Fitero, con Juan Leal, y su amigo Tomás Campos y astados de la ganadería de 'El Pilar', una de las que le esperan en San Isidro.

El miércoles estuvo en la novedosa presentación de San Isidro. ¿Qué le pareció la idea de hacer una gala de estas características?

Muy bien, hay que ponerse al día y dar la importancia que se merece a un acontecimiento de un mes de duración que concita cada día en Las Ventas a más de 24.000 espectadores. Si uno analiza lo que supone semejantes cifras se da cuenta de que no hay nada igual. Por eso creo que hay que actualizar la tauromaquia con los nuevos códigos de comunicación que marcan el rumbo de la sociedad. Siempre he pensado que no se comunican las cosas bien y en gran medida eso ha sido la causa de ese desprestigio que tenemos en una parte de la sociedad que cuando oye hablar de toros sólo le asaltan los tópicos.

¿Le sirve de algo su perfil de Twitter?

Yo soy un mero espectador porque es un amigo el que lo lleva directamente, pero bien utilizado me da la opción de comunicarme con aficionados y seguidores de todo el mundo. Cuando he ido a América lo he notado y ha sido espectacular.

Comienza el año con cuatro tardes de máxima responsabilidad. ¿Buen trabajo de Luis Miguel Villalpando?

Ir a Sevilla era muy importante y también esencial de cara a la colocación en Madrid. El trabajo de mi apoderado ha sido impecable; es un gran taurino, de los que van quedando cada vez menos. Llevamos toda la vida juntos y nos entendemos a la perfección.

¿Pensaba que tras abandonar la FIT iba a ser todo más duro?

Cuando tomé la decisión valoré todas las cuestiones que podían suceder, pero yo necesito estar muy seguro de todo lo que me rodea. No lo vimos claro y decidimos dejarlo. Y estaba claro que si me iba con alguien tenía que ser con Luis Miguel Villalpando.

¿Se quedó satisfecho con la pasada temporada?

No, pero no tuvo la culpa nadie en concreto. Simplemente las cosas no salieron como esperábamos porque no me acompañó el toro ni en Madrid ni en Sevilla; hubo tardes muy buenas como San Sebastián, Istres, Vitoria, Olivenza y especialmente Bilbao, tanto la corrida de la salida a hombros como en el día de Jandilla, que para mí fue una de las más importantes de mi temporada.

¿Por qué no torea el próximo fin de semana en Arnedo la corrida de Victorino?

No ha existido entendimiento con la empresa en cuanto al fondo y forma de la corrida.

¿Ha sido una cuestión económica?

No hubo opción porque ni siquiera se habló de ese tema.

¿Ha sido el problema la ganadería de Victorino?

Ni mucho menos, es un hierro que me encanta; de hecho lo he pedido para Madrid y allí estaré con ella, como tantas veces. Llevo más de treinta paseíllos en mi vida de esta ganadería.

Esa corrida con Talavante y Ureña es de las que se pondrá en cartel de no hay billetes, de las tardes más esperadas de la feria. ¿Le quita el sueño?

Hombre, preocupa porque sabes la responsabilidad que acarrea una tarde tan esperada. Es el anhelo de todos los toreros estar anunciado en Madrid, con una ganadería de máximo prestigio, con la plaza llenísima, con toda la expectación del mundo. Fíjese, desde que sabes que estás en una corrida así ya te acompaña en el cuerpo, como que se te mete esa responsabilidad por dentro.

Esta tarde en Fitero comparte cartel con Tomás Campos, un ganador del Zapato de Oro que decidió instalarse en Arnedo para entrenar junto a usted.

Mucho más que eso, somos verdaderos amigos, convivimos un montón de días al año y él está comenzando en la profesión. Torear uno al lado del otro es algo precioso para los dos. Surgió la posibilidad de hacer el paseíllo juntos Fitero y es como que se va a cumplir un sueño. Tomás Campos tiene unas condiciones descomunales, una pureza y unas formas impresionantes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate