La Rioja

Tres formas de crear movimiento

El movimiento puede ser introducido en las obras de arte de tres maneras: de forma real, es decir, creando objetos (esculturas) que se mueven gracias al uso de motores mecánicos o eléctricos, o valiéndose de fenómenos naturales, como hizo el Arte Cinético; a través del movimiento de los espectadores, creando, por tanto, obras en las que la perspectiva influye directamente en su contenido; y, por último, a través de juegos ópticos que engañan a nuestra retina generando efectos de movimiento y vibración, como hizo propiamente el Op Art. Las tres están representadas en las salas del Museo Würth en 'Todo es movimiento'.