La Rioja

La promotora de Sabina, en guerra contra la reventa de entradas 'on line'

  • Anuncia una querella contra dos webs por permitir la adquisición de tickets para la cita de A Coruña cuando estos no se pueden adquirir

Los responsables de la nueva gira de Joaquín Sabina no se podían creer lo que el ordenador les decía. Cualquier seguidor del cantautor jienense podía comprar entradas para la cita en A Coruña el 22 de julio. Algo asombroso, teniendo en cuenta que las entradas para esa parada de la gira 'Lo niego todo' no están a la venta. «Es lo más surrealista que hemos visto», confiesa Tito Ramoneda, portavoz de TheProject, uno de los promotores de los conciertos de Sabina junto Get In y Riff. Las tres empresas han decidido presentar una querella contra las webs viagogo.com y viagogo.es -dos portales especializados en la reventa de entradas- por fraude.

«Lo que han hecho es vender a futuro», añade Ramoneda. «Es decir, alguien ha comprado algo hoy y dentro de unos meses, a lo mejor, recibe un correo diciendo que tiene las entradas», explica el portavoz de los promotores, que desde hace años luchan contra la reventa en internet. Una práctica que no es ilegal en España como lo es, en cambio, la reventa de tickets en la calle para conciertos o espectáculos deportivos y taurinos. Una ley que, curiosamente, se aprobó en coincidencia con el Mundial de Fútbol de 1982. En teoría, estas páginas webs sirven de plataforma para que dos usuarios intercambien entradas al precio que estipule el vendedor y con una cuota por el servicio por parte de las webs que suele rondar el 10%. «Son páginas que se posicionan muy bien en los buscadores y van diciendo que se pueden comprar las entradas cuando nada asegura que esos tickets sean auténticos», añade Ramoneda.

En el caso del concierto de Sabina en Galicia, estas páginas han 'permitido' que se vendan entradas que no existen por equivocación o previendo que la demanda va a ser importante. Una demanda y unos beneficios cuantiosos. Cuando se podían adquirir los etéreos pases para el 22 de julio, el precio alcanzó los 500 euros en platea. Las entradas, que se pondrán a la venta para marzo, no costarán más de 90 euros en esa zona.

«Cualquiera puede hacer negocio», se lamenta Ramoneda, que insistió en que estas webs de reventa «no tienen ningún modo de garantizar que las entradas que revenden sean auténticas, válidas y que no hayan sido duplicadas». De estas webs se aprovechan, según Ramoneda, dos tipos de colectivos. En primer lugar, el seguidor particular que tiene cuatro entradas para un concierto de Sabina y que por el motivo que sea, solo necesita dos. «Entonces puede pedir el mismo coste de las entradas, un poco más o pagarte las cuatro entradas», añade el portavoz. Luego está la reventa organizada. Es decir, la compra legal de lotes enteros de tickets que están destinados de forma íntegra para revenderlos. Esta práctica ya fue denunciada el año pasado por Facua y la promotora del concierto de Bruce Springsteen. En un duro comunicado, la promotora, Doctor Music, consideró «un sinsentido que Ticketmaster, agente autorizado para la venta legítima de entradas de nuestros conciertos, sea al mismo tiempo la propietaria de Seatware (una de las webs de reventa de entradas)».