La Rioja
El Mago Pop en 'La Gran Ilusión'. :: stebba osk
El Mago Pop en 'La Gran Ilusión'. :: stebba osk

El gran show de Antonio Díaz

  • El popular ilusionista representa hoy en el Bretón las tres últimas de sus siete funciones ante casi siete mil espectadores

  • El Mago Pop también triunfa en Logroño con 'La Gran Ilusión'

¿La vida es mágica? Antonio Díaz, el Mago Pop, trata de demostrarlo provocando el asombro y entusiasmo del público en 'La Gran Ilusión', seguramente el espectáculo de magia de mayor éxito de todos los tiempos en España. Después de arrasar en Barcelona y Madrid, ya en su tercera temporada, esta semana también ha triunfado en Logroño, donde hoy celebra las tres últimas funciones en el Bretón (a las 12, 17 y 20 h.). En total habrán sido siete representaciones desde el jueves (dos más de las inicialmente previstas) y otros tantos miles de espectadores, algo al alcance de muy pocos.

La popularidad televisiva de este joven artista con programa propio en Discovery Max tiene mucho que ver con la enorme expectación que despierta. En su espacio el Mago Pop ponía a prueba la teoría de los seis grados de separación viajando por todo el mundo para hacer trucos a personajes como Stephen Hawking, Ferran Adrià, Eduard Punset, Nick Mason, batería de Pink Floyd, Neymar, Carlos Latre y el repostero Buddy Valastro, entre otros.

Pero la magia a través de la televisión, por buena que sea, no tiene comparación con la potente sensación de presenciarla en vivo. Ese es el principal atractivo de 'La Gran Ilusión', que, ya de entrada y sin truco alguno, consigue el casi imposible efecto de trasladar a miles de personas de todas las edades hasta un teatro. Ha ocurrido en el Coliseum barcelonés, en el Calderón madrileño, en teatros de media España y ahora también en el Bretón logroñés.

En 'La Gran Ilusión' Antonio Díaz reivindica la magia como arte escénico digno de los grandes espacios. Para ello encadena sus números de ilusión y prestidigitación con un hilo argumental teatral, humor y música, que confieren al espectáculo un aire joven y divertido a un ritmo siempre creciente.

Se inspira en la inquietante película 'El show de Truman'. «Se me ocurrió cuando la vi con catorce años -cuenta-. Me impresionó mucho. La magia se basa en la ilusión y la idea de que alguien capaz de ilusionar a los demás viviese también ilusionado por el resto sin saberlo, me parecía un buen punto de partida». El actor y director Josep Maria Pou, la actriz Emma Vilarasau y el humorista Berto Romero participan en vídeos proyectados al estilo de un reality televisivo: Magic Life.

Pero ni el cine ni la tele pueden superar la emoción en vivo si el mago es bueno. Y Antonio lo es. El asombro se multiplica cuando el espectador no puede dar crédito a sus propios ojos. Los números de magia de cerca con naipes y otros juegos de manipulación sobre una mesa se combinan con la magia visual, grandes ilusiones y una increíble teletransportación. Hay variedad de técnicas pero todas son ejecutadas a la perfección por el Mago Pop y sus ayudantes. No falta ni el conejo.

Y, «aunque todos sepamos que es imposible -como el propio Antonio confiesa-, la ilusión nos deja sin argumentos». Lo sabemos, sí, es solo ilusión, pero qué gran ilusión. Y sí, la vida así parece un poco más mágica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate