La Rioja

Un hombre mata a su padre por «lástima» y para «que no sufriera» en Móstoles

Un hombre de 44 años fue detenido ayer por haber matado a su padre de 83 años en Móstoles, una de las ciudades dormitorio del sur de Madrid. Fue el propio hijo quien avisó a la Policía Nacional sobre las 12:30 horas de ayer. Cuando los agentes se presentaron en el lugar de los hechos, encontraron el cadáver del anciano en una de las habitaciones y detuvieron en el acto al hijo.

El presunto homicida explicó que había acabado con la vida de su progenitor porque le daba «lástima», ya que sufría de una enfermedad de gravedad. Por ese motivo, decidió que «no sufriera» y terminó con su vida. Sin embargo, lo que más sorprendió a los servicios de emergencias, que certificaron el fallecimiento del anciano en el número 41 de la calle Libertad de la localidad mostoleña, fue que los hechos se habían producido dos o tres días antes de que el presunto homicida llamase a los agentes.

Además, comprobaron que el cadáver no presentaba ninguna marca de arma blanca o de fuego, por lo que los agentes sospechan que el hijo asfixió a su padre, tal vez con una almohada o un cojín. También, los profesionales sanitarios certificaron que el vástago, detenido como autor de un delito de homicidio, presentaba indicios de haber intentado suicidarse. La investigación corre a cargo del Grupo VI de Homicidios.

Por otra parte, la Guardia Civil investiga el hallazgo, también ayer, en Salceda de Caselas (Pontevedra), de un hombre ahorcado en su domicilio y de su mujer, viva, pero que presentaba lesiones en el cuello y un golpe en la cabeza, informaron a Efe fuentes del instituto armado.