La Rioja

Sanidad quiere subir el copago de las medicinas a los jubilados que más ganan

Un pensionista paga parte del valor de los medicamentos en una farmacia de Madrid. :: Isabel B. Permuy
Un pensionista paga parte del valor de los medicamentos en una farmacia de Madrid. :: Isabel B. Permuy
  • El «ajuste» afectaría al tramo con ingresos entre 18.000 y 100.000 euros anuales, en el que se ubican unos 2,4 millones de pensionistas

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, quiere emprender un cambio legal para que los pensionistas con más ingresos tengan que pagar una mayor cantidad mensual que la actual por los fármacos que adquieren con las recetas de la sanidad pública.

En concreto, la ministra ha puesto sus ojos en los jubilados que reciben unos rentas anuales de entre 18.000 y 100.000 euros, que, desde que el PP obligó a los pensionistas en 2012 a financiar parte de los medicamentos que consumen, tienen que pagar el 10% de los que adquieren con receta, hasta un abono máximo de 18,5 euros al mes. Se trata de una banda de ingresos en la que están 2,4 millones de pensionistas, de los 8,6 millones que hay en España, y que arranca con los jubilados que cobran más de 1.286 euros en sus 14 pagas mensuales.

Montserrat, según indicó ayer en Radio 4, considera que es una franja de ingresos demasiado amplia, por lo que dijo que quiere introducir «ajustes» que hagan más progresivo el copago farmacéutico de los pensionistas, con el criterio de que «quien más tiene debería pagar más». Es decir, como puso de ejemplo, que no abone lo mismo, como ocurre desde hace cuatro años, el que ingresa al año 18.001 euros que el que roza los 100.000.

La ministra no ofreció más detalles sobre sus planes, pero las ideas que aportó hace dos semanas en una entrevista en ABC apuntan a que aspira a partir el tramo de ingresos en tres, para que existan topes mensuales de pago diferentes para los jubilados que ganen de 18.000 a 30.000 euros, de 30.000 a 60.000, y de 60.000 a 100.000. Lo que no ha aclarado Montserrat es qué máximos de abono pondrá en cada nuevo tramo y si el más bajo, el que parte de los 18.000 euros mensuales, deberá satisfacer como tope los 18,5 euros actuales o se los reducirá.

Todo indica que planea que la subida del copago se produzca a partir de la franja de ingresos de 30.000 euros, que arranca con los jubilados con pensiones más altas del sistema, pues quienes cobran la máxima, 2.567 euros al mes en 2016, reciben 35.938 euros al año.

La responsable de Sanidad tampoco ha aclarado cómo piensa llevar a cabo esta reforma legal, que tendría que ser ratificada por el Congreso, y para que la que precisa de pactos con terceros y de una mayoría parlamentaria. El PSOE, de momento, ya le avanzó hoy su 'no'. No solo no quiere nuevos copagos sino que reclama la derogación del decreto ley de 2012 que obligó a los pensionistas a abonar parte de los medicamentos que consumen. Los socialistas han pedido la convocatoria urgente de la Diputación Permamente del Congreso para obligar a Montserrat a comparecer de inmediato en la Comisión de Sanidad, donde le exigirán que explique sus planes.

También se encontrará con la oposición al menos de los socialistas si pretende consensuarlo en el Consejo Interterritorial de Salud que quiere convocar en febrero. Las consejeras valenciana y andaluza adelantaron ayer el rechazo a sus planes nada más oír sus declaraciones. De hecho, la Comunidad Valenciana, al igual que el Gobierno vasco, devuelve en sus territorios los copagos a los que obliga el decreto estatal a los pensionistas con ingresos más bajos.

Sin vuelta atrás

En los planes de la ministra, desde luego, no está satisfacer las demanda socialista de derogación del copago de fármacos por los pensionistas. Muy al contrario, la titular de Sanidad indicó que pretende introducir ajustes en la franja de rentas citada, para hacerla más progresiva, pero que el Gobierno mantendrá la obligación de todos los jubilados de pagar parte del valor de los medicamentos que consumen.

Montserrat, de hecho, señaló que el copago se quedará tal y como está para los pensionistas que ganan de cero a 18.000 euros, entre los que están tanto las pensiones mínimas como la media del sistema, de 910 euros al mes y 12.740 al año. Abonarán el 10% de los medicamentos con un tope mensual de 8,23 euros. Tampoco dijo que vaya a tocar el tramo de los pensionistas más ricos, los que tienen una renta de más de 100.000 euros al año, que abonan desde 2012 el 60% del valor de los fármacos, con un tope mensual de 62 euros.

La titular de Sanidad, cuando habló de los ajustes que tiene en mente, no apuntó a cambio alguno en lo que pagan los españoles que trabajan o están en situación de trabajar. Los activos, que hasta 2012 abonaban el 40% de los medicamentos, pagan desde entonces igual porcentaje si tiene ingresos inferiores a 18.000 euros; el 50% si están entre esa cantidad y 100.000; y el 60% si tienen una renta anual superior a esa cifra. Lo que sí recalcó Montserrat es que los cambios que introduzca no afectarán a los parados de larga duración que no cobran prestaciones, que desde hace cuatro años están por primera vez exentos del copago de los medicamentos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate