La Rioja
Ryan Gosling y Emma Stone, mejores actores de comedia o musical por 'La La Land' (abajo), que se estrena en España este viernes. :: afp
Ryan Gosling y Emma Stone, mejores actores de comedia o musical por 'La La Land' (abajo), que se estrena en España este viernes. :: afp

'La La Land' baila hacia el Oscar

  • Los Globos de Oro consagran el musical protagonizado por Ryan Gosling y Emma Stone, que hace historia al conseguir las siete estatuillas a las que aspiraba

Justo cuando América se prepara para sumergirse en una era de incertidumbre, Hollywood elige como película del año un musical que celebra la propia razón de ser de la ciudad de Los Ángeles como fábrica de sueños. 'La La Land', subtitulada oportunamente en nuestro país 'La ciudad de las estrellas', es una cinta como las de antes, donde los protagonistas interrumpen sus diálogos y se lanzan a cantar y bailar. Una historia de amor y un homenaje a la Meca del Cine, protagonizada por dos soñadores que se enfrentan a la dura realidad tamizada por la nostalgia y el encanto de un género que su director, Damian Chazelle, conoce a la perfección: desde clásicos como 'Cantando bajo la lluvia' a 'Los paraguas de Cherburgo' y 'Corazonada'.

A sus 31 años, Chazelle se convierte en el director del momento tras alertar sobre su talento hace un par de años con 'Whiplash', aquella historia sobre un profesor de música de jazz tan tirano como un instructor de marines. 'La La Land', que se estrena en España este viernes, bate récords en la historia de los Globos de Oro con siete estatuillas a sus siete nominaciones. Habría que remontarse a la magna 'Alguien voló sobre el nido del cuco', en 1976, para encontrar un pleno similar (entonces se llevó seis de seis). A la mejor comedia o musical, dirección y guion (del propio Chazelle) se suman los Globos a la mejor música y canción, además de a su pareja protagonista, Emma Stone y Ryan Gosling.

El duro chófer con palillo en la boca de 'Drive' se convierte aquí en un pianista de jazz cuyos héroes son músicos que nacieron hace casi un siglo. Stone, que a sus 28 años ha trabajado con Woody Allen e Iñárritu, es en el filme una actriz harta de recorrer castings que encontrará en otro romántico el amor y un empujón a su carrera. «Soñemos con más urgencia, vivamos fervientemente y amemos más profundamente», proclamó Mark Platt, productor 'La La Land', al recoger la estatuilla a la mejor película. Por su parte, Gosling recordó a su mujer, la actriz Eva Mendes, en el agradecimiento más conmovedor de la noche: «Mientras yo estaba cantando, bailando, tocando el piano y teniendo una de mis mejores experiencias en una película, mi chica estaba cuidando a nuestra hija, embarazada del segundo y ayudando a su hermano a luchar contra el cáncer. Si no hubiera puesto todo eso sobre sus hombros, seguramente hoy habría otra persona aquí arriba».

El triunfo de este musical melancólico y apasionado, que da nuevos bríos al género y que ya deslumbró en la inauguración del Festival de Venecia, fue lo más destacado de una gala que siempre resulta más divertida y deslenguada que los Oscar, sobre todo por el alcohol que corre en las mesas durante la cena. Los Globos de Oro los conceden 90 periodistas extranjeros que trabajan en Los Ángeles -en su mayoría 'freelancers'- y anticipan los títulos que competirán por el Oscar aunque no siempre coincidan las categorías. El presentador de televisión Jimmy Fallon condujo una ceremonia que arrancó con un número musical que homenajeaba el atasco de coches inicial de 'La La Land', un indicio de que sería el largometraje de esta 74 edición.

Isabelle Huppert se impuso a Natalie Portman -favorita por hacer de Jackie Kennedy- como mejor actriz dramática por 'Elle', que también se llevó el premio al filme de habla no inglesa. Considerar la cinta del holandés Paul Verhoeven un drama es reducir el contenido de este filme genial e imprevisible, que unos ratos parece un 'thriller' y otros una comedia. El director de 'Instinto básico' y 'Robocop' regresa a Europa con una provocadora sátira que no lo tendrá fácil en los Oscar, dado el talante conservador de la Academia de Hollywood. Ahí es nada empezar con una violación a la protagonista, que se recompone al segundo como si nada hubiera pasado.

El mejor actor dramático fue Casey Affleck, que hasta la fecha sobrellevaba con fastidio el sambenito de hermano pequeño de Ben Affleck. El actor encarna en 'Manchester frente al mar' a un hombre devastado por el dolor y la culpa, que perdió a su mujer y a sus hijos en un incendio. La muerte de su hermano le obliga a regresar a su pueblo natal en Massachussets, escenario de la tragedia que marcó su vida, y a hacerse cargo de su sobrino. Kenneth Lonergan, dramaturgo y realizador concienzudo, firma una de los filmes independientes del año con permiso de 'Moonlight', Globo de Oro al mejor drama. El director negro Barry Jenkins plasma elementos autobiográficos en una historia de iniciación protagonizada por un chaval en el Miami de los 80, tomado por los cárteles de la droga y sumido en una epidemia de crack. La cinta, que se estrena en España el 10 de febrero, puede dar la sorpresa en unos Oscar a los que se les reprochó en su última edición la ausencia de cineastas afroamericanos.

Premios en televisión

En televisión, 'The Crown' y 'Atlanta', dos series novatas que competían contra reconocidas producciones con varias temporadas en su haber, lograron los galardones principales, informa Efe. 'The Crown', 'Atlanta' y 'El pueblo contra O.J. Simpson' (mejor miniserie) obtuvieron dos reconocimientos cada una, aunque la que más estatuillas consiguió fue 'El infiltrado', con tres galardones. La elegante serie sobre la monarquía británica 'The Crown' obtuvo el codiciado premio al mejor show dramático de televisión, una categoría en la que tenía como dura competencia a rivales de la talla de 'Juego de Tronos', 'Westworld', 'Stranger Things' y 'This Is Us'. Su protagonista Claire Foy, que da vida a la reina Isabel II, resultó vencedora del Globo de Oro a la mejor actriz de una serie dramática.

Por otro lado, 'Atlanta', la serie sobre las aventuras de dos primos que tratan de abrirse camino en el mundo del rap, ganó la estatuilla a la mejor producción televisiva de comedia o musical, un apartado en el que derrotó a 'Black-ish', 'Mozart in the Jungle', 'Transparent' y 'Veep'.

Donald Glover, el creador y rostro más conocido de 'Atlanta', recibió el premio al mejor actor de una serie de comedia al que también aspiraba el mexicano Gael García Bernal, que no pudo repetir el triunfo del pasado año por su actuación en 'Mozart in the Jungle'.

El premio a la mejor actriz cómica fue a parar a Tracee Ellis Ross, hija de la cantante Diana Ross y una de las intérpretes de 'Black-ish', que derrotó, entre otras nominadas, a la artista de origen latino Gina Rodríguez ('Jane The Virgin').

Billy Bob Thornton consiguió el Globo de Oro al mejor actor de una serie dramática por 'Goliath', mientras que los británicos Tom Hiddleston y Hugh Laurie, ambos por 'El infiltrado', ganaron los galardones al mejor actor y mejor secundario de una miniserie, respectivamente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate