La Rioja
Los juanetes pueden ser extremadamente dolorosos si no se tratan. :: p.hakimata
Los juanetes pueden ser extremadamente dolorosos si no se tratan. :: p.hakimata

'Hallux abductus valgus' o juanete

  • El 'hallux valgus' o juanete es una compleja deformidad que afecta a la primera articulación metatarsofalángica

  • La protuberancia visible del juanete refleja los cambios en la estructura ósea de la parte delantera del pie

El 'hallux abductus valgus' (hallux valgus), comúnmente conocido como juanete o bunio, es una compleja deformidad que afecta a la primera articulación metatarsofalángica, que la componen el primer dedo junto con el primer metatarsiano y los sesamoideos.

Lo que a menudo vemos es una protuberancia en el lado del dedo gordo del pie. Pero un juanete es más que eso. Dicha protuberancia visible en realidad refleja los cambios en la estructura ósea de la parte delantera del pie. El dedo gordo del pie se inclina hacia el segundo dedo, en lugar de señalar hacia delante, lo que provoca desalineación en el resto de los dedos.

Como esta articulación soporta gran parte del peso del cuerpo al caminar, los juanetes pueden ser extremadamente dolorosos si no se tratan. La propia articulación metatarsofalángica puede volverse rígida e irritada, haciendo difícil o imposible incluso llevar zapatos.

¿Por qué aparece un juanete?

Existen distintas causas asociadas a la aparición de los juanetes:

Componente hereditario.

Calzado.

Sexo.

Problemas de la pisada.

Edad.

El 'hallux valgus' es asintomático al principio, luego evoluciona progresivamente. Esta evolución generalmente se acompaña de dolores sobre el borde interno del pie, acentuados al caminar. Entre sus síntomas podemos encontrar los siguientes:

1.- Protuberancia ósea en el primer dedo que puede provocar dolor, muchas veces por el constante rozamiento con el calzado.

2.- Piel enrojecida y con durezas a lo largo del borde interno del dedo.

3.- Durezas en la planta del pie por desequilibrio en el reparto de carga.

4.- El primer dedo se desvía hacia el segundo dedo pudiendo llegar a montarse sobre él.

5.- Movimiento limitado y dolor a la movilidad del primer dedo.

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Existen diversos tipos de tratamientos, la elección de uno u otro dependerá de muchos factores como pueden ser el grado de deformidad, síntomas que presente el paciente, edad del paciente, actividad física, etc.

El traumatólogo y el podólogo son los profesionales sanitarios especializados en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los pies, por lo que en caso de tener «juanete», el diagnóstico certero y las opciones de tratamiento, ya sean conservadoras o quirúrgicas, deben ser valoradas por dichos profesionales de acuerdo con las expectativas del paciente.

Por lo general los tratamientos se basan en dos tipos:

A.- Tipos de tratamientos conservadores o no quirúrgicos.

En un primer momento, si la deformidad no es severa ni dolorosa, el paciente puede ser tratado de forma conservadora. Este tipo de tratamientos no permite corregir la deformación, sino aliviar la presión sobre el «juanete» y los dedos del pie próximos del dedo gordo. Se le puede aconsejar:

1.- Uso de calzado con puntera ancha para evitar el roce de la prominencia ósea.

2.- Uso de férulas correctoras nocturnas para mantener el dedo recto.

3.- Tratamiento fisioterapéutico para tonificar la musculatura, sobre todo en pacientes jóvenes con herencia de juanete.

4.- Ortesis de silicona.

5.- Estudio biomecánico y plantillas.

B.- Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico se aplica y recomienda en casos severos, casos en los que ha fracasado el tratamiento conservador.

Existen dos tipos fundamentales de intervenciones, las técnicas de mínima incisión, en auge en los últimos tiempos, es una cirugía ambulatoria que requiere anestesia local y tiene buenos resultados estéticos. Y luego esta la cirugía abierta, la más tradicional, que también puede hacerse en régimen ambulatorio y anestesia local.

Dentro de la cirugía abierta y la cirugía mínimamente invasiva existen múltiples procedimientos quirúrgicos, cuya elección dependerá de los hallazgos clínicos que se encuentren, así como de los datos obtenidos por medio de las pruebas complementarias, fundamentalmente radiologías convencionales en distintas proyecciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate