La Rioja

La inteligencia viene de serie

Un hombre prueba unas gafas de Realidad Virtual en el stand de Intel en el CES. ::
Un hombre prueba unas gafas de Realidad Virtual en el stand de Intel en el CES. :: / DAVID MCNEW / afp
  • El CES de Las Vegas da el pistoletazo de salida tecnológica al 2017: robots domésticos, realidad mixta y coches más conectados serán tendencia

El gremio de la tecnología ya ha dado el pistoletazo de salida para 2017. Lo ha hecho un año más, y ya va medio siglo, en Las Vegas, donde se celebra cada mes de enero la mayor feria de electrónica de consumo. El Consumer Electronic Show (CES) es un cónclave único, muy por encima del Mobile World Congress de Barcelona, la segunda cita más importante de un sector que cada año que pasa se sigue sacando ases de la manga cuando nadie se lo espera.

En medio del desierto de Nevada, la capital del juego se convierte en el epicentro 'techie' por unos días. No en vano, más de 180.000 personas han pasado por taquilla para ver cómo la realidad mixta, los robots domésticos, nuevas televisiones con mayor calidad de imagen y los asistentes virtuales van a ser las tendencias de este curso.

La revolución Pokémon Go! situó, el pasado verano, la realidad aumentada en primer plano tras el fiasco de las Google Glass. La realidad virtual, por su parte, no ha hecho más que despegar y vivir un aumento progresivo en los últimos doce meses. Era cuestión de tiempo que acabasen confluyendo en lo que ha venido a llamarse realidad mixta.

En este aspecto, los protagonistas absolutos -en medio de la cascada de nuevos visores que se ha visto en la feria- han sido Intel y Hyper VR. Estos dos socios han dado forma a Alloy, un casco plagado de sensores para escanear el mundo real. Esto permitiría interactuar con el mundo virtual -coger un objeto, por ejemplo- con las propias manos sin necesidad de ningún guante especial o controles.

El mundo audiovisual siempre ha tenido un importante peso en el CES. El VHS, el DVD y otros tantos inventos vieron aquí la luz. Este año las grandes marcas han confirmado el HDR como gran apuesta para mejorar la calidad de imagen. En el apartado del diseño, LG se ha llevado la palma. Y es que los surcoreanos han creado un modelo de 65 pulgadas de tan solo 2,57 milímetros de grosor y que solo necesita de imanes para sujetarse a la pared. No en vano, es tres veces más fino que un teléfono móvil.

Samsung, por su parte, ha presentado QLED, una tecnología de sus pantallas que pretende rivalizar con los paneles OLED de sus compatriotas. Un material, OLED, que ahora también ha adoptado Sony, que presentó su primer televisor con esta especificación -que consigue representar el negro de una manera fiel- la pasada semana.

Los robots también han tenido su hueco. Y nada de androides complejos destinados a las cadenas de montaje y otros escenarios industriales. Estas máquinas llegarán este año a los hogares de miles de personas. Bosch ha sido una de las que más fuerte ha apostado por los robots domésticos con 'Kuri', de medio metro de altura. Gracias a una cámara y su compleja colección de sensores puede ayudar en tareas del día, reconocer a cada miembro de la familia, dar información del tráfico en tiempo real o entretener a los más pequeños.

Asistente de voz Alexa

LG, hiperactiva en esta primera cita del almanaque tecnológico, también presentó Hub Robot, un nuevo cerebro para nuestro hogar conectado. Incluye el asistente de voz Alexa, creado por Amazon, que nos permitirá, solo con la voz, acceder a miles de comandos. Además, este androide tiene 'hermanos pequeños' que harán las veces de estaciones remotas en otras estancias de la casa.

Los móviles, reyes de la electrónica de consumo, también tuvieron su cuota de protagonismo. Muchos de ellos ya serán compatibles con Daydream, la nueva plataforma de Realidad Virtual de Google. Huawei ha promocionado estos días el Honor 6X, que incorpora ahora doble cámara, como antes hicieron el Mate 9, el P9 o el LG G5. Samsung promocionó sus nuevos A5, terminales más asequibles, que mejoran ahora en diseño, cámara y rendimiento, pero conservando la línea marcada en el pasado y que tan buenos resultados le ha dado en la gama media.

Así, en los pasillos del CES uno puede ver almohadas 'smarts', auriculares con pantalla incorporada o 'sacaleches' inteligentes. Por supuesto también nuevos coches conectados, con más funcionalidades. Audi y BMW incorporarán realidad aumentada en la parte frontal para ofrecer información útil durante los trayectos y sus vehículos coches serán capaces de reconocer la identidad del conductor para prescindir de llaves. Volkswagen, por su parte, se ha aliado con Amazon para incorporar su asistente de voz, Alexa, en sus turismos.

Sin embargo, no fueron las grandes marcas automovilísticas las que generaron más ruido en CES. Ese honor le correspondió a Faraday, que con su Future FF 91, pretende adelantar a Tesla en la carrera de los coches eléctricos. Este modelo cuenta con una autonomía de 610 kilómetros con una sola carga y mil caballos de potencia. Habrá que esperar, eso sí, unos meses para que estas bestias echen a rodar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate