La Rioja

«No me esperaba el nombramiento, no tenía ninguna aspiración»

  • El nuevo prelado anuncia que la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño contará este año con dos nuevos sacerdotes

  • Abilio Martínez Varea Obispo de Osma-Soria

«Este año la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño contará probablemente con dos nuevos sacerdotes riojanos, después de que en los seis últimos años no se hayan registrado ordenaciones sacerdotales ante la falta de vocaciones», adelantó a Diario LA RIOJA el nuevo obispo de la diócesis de Osma-Soria, monseñor Abilio Martínez Varea.

¿Qué ha su puesto este nombranmiento para usted?

Por una parte, un sentimiento de alegría por la confianza depositada por el Papa Francisco, por este reto que supone una misión nueva en la Iglesia, pero por otra parte es una carga de responsabilidad. Un peso más grande, que supone una mayor responsabilidad y preocupación por hacerlo bien.

¿Esperaba que se produjera este nombramiento?

No. Si soy sincero no me lo esperaba. No tenía ninguna aspiración. No pensaba que esto pudiera producirse en algún momento, porque llega a poquísima gente, claro.

¿Conoce la nueva diócesis?

Sí, por algunas referencias. Es una diócesis buena. Tiene la sede en el Burgo de Osma, donde está la catedral, y en Soria está la concatedral, muy parecida a la estructura de nuestra diócesis, que tiene su sede en Calahorra y luego tiene catedral en Santo Domingo de la Calzada y concatedral en Logroño. El Burgo de Osma tiene una población de cinco mil habitantes. La provincia en sí cuenta con 90.000 habitantes, la mitad residen en la ciudad de Soria y la otra mitad se reparte por la provincia, que geograficamente hablando tiene 10.000 kilómetros cuadrados, con numerosas poblaciones y unas 500 parroquias aproximadamente. Se trata de la provincia española más despoblada junto a Teruel, con una densidad poblacional muy baja. En total cuenta con 90 sacerdotes: de ellos, 36 con edades inferiores a los 56 años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate