La Rioja

Reflejos de individualismo

fotogalería

Los movimientos mecánicos protagonizan las obras. :: M.H.

  • 'La era vacía' muestra en Würth espejos fragmentados que reflejan la sociedad

Los reflejos de las obras de la muestra 'La era vacía' bailan por el suelo del Museo Würth de forma cíclica y sincronizada, pero a la vez individualista, al igual que los humanos nos movemos en la sociedad. Es el objetivo de los autores, Susana Ballesteros y Jano Montañés, mostrar ese individualismo, «y qué mejor medio que un espejo, y de ahí también el fraccionamiento».

La obra, que podrá verse hasta el 19 de febrero, es una mezcla entre arte y mecánica que a la luz del día refleja el sol de las cristaleras del museo y en la noche se acompaña de luz artificial, para en los dos casos acompañar los movimientos de las figuras con los brillos luminosos sobre el suelo y las paredes.

Se trata de bodegones contemporáneos que eluden a la vanidad de la sociedad actual realizados a modo de espejos deconstruidos y fraccionados que se mueven con robótica o mecánica en diferentes direcciones y juegan con la mirada del espectador y provocan un efecto óptico de suspensión. «Invita al que lo ve a adoptar una posición de quietud pero al mismo tiempo disfrutar del movimiento», explica Ballesteros. «El arte se apoya en los nuevos medios cada vez más - añade Ballesteros- y es una nueva forma de ver el arte y aprovechar los medios de los que disponemos».

La exposición muestra dos series de su trabajo más reciente. Por un lado, 'Hollow Era', formada por tres piezas robóticas compuestas por espejos que se mueven mediante servomotores. Por otro, la serie 'Diacrónica' surge de las observaciones sobre un mismo objeto en movimiento a través de distintos periodos de tiempo. El resultado son piezas cinéticas independientes llamadas 'Sincrónicas' que repiten incesantemente un movimiento cíclico aislado de sus compañeras de serie, «como si hablasen un lenguaje diferente, como la soledad en medio de la multitud», apuntilla Ballesteros.

Estos dos artistas trabajan juntos y se compenetran en Open Studio, que aúna una formación complementaria de disciplinas dispares como arte, diseño, programación, mecánica, electrónica y audiovisual, todas ellas presentes en su trabajo artístico. La investigación de OPN Studio reflexiona acerca del individuo como ser social en un amplio contexto. Como explican ellos mismos, su trabajo durante la última década ha explorado «la intersección entre los campos del arte, la ciencia y la tecnología articulados mediante el lenguaje de la electrónica, la robótica, el vídeo y la instalación interactiva». Es esta creación de obras interactivas la que se ha convertido en su principal canal de expresión y comunicación, dado que «facilita el diálogo directo entre obra y espectador, y favorece el ejercicio de reflexión sobre las mismas».

Han realizado exposiciones tanto colectivas como individuales en Europa y América, en países como España, EEUU, Finlandia, Francia, República Dominicana, Chile, Honduras, El Salvador o México, destacando a nivel nacional ARCO (Feria Internacional de Arte Contemporáneo), el Círculo de Bellas Artes (Madrid), el Museo Patio Herreriano (Valladolid) o la Fundación Torrente Ballester (Santiago de Compostela).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate