La Rioja
Debbie Reynodls junto a Gene Kelly en 'Cantando bajo la lluvia' (arriba) y a lado de su hija, la también actriz Carrie Fisher (izq.), fallecida el martes. :: AFP
Debbie Reynodls junto a Gene Kelly en 'Cantando bajo la lluvia' (arriba) y a lado de su hija, la también actriz Carrie Fisher (izq.), fallecida el martes. :: AFP

Debbie Reynolds sucumbe a la tristeza

  • Su primer marido, Eddie Fisher, la abandonó por Liz Taylor en uno de los grandes escándalos de los días dorados del cine

  • La protagonista de 'Cantando bajo la lluvia' sobrevivió apenas 24 horas a su hija, la actriz Carrie Fisher

Famosa por 'Cantando bajo la lluvia' y la escandalosa traición que acabó con su primer matrimonio, la actriz Debbie Reynolds murió ayer, apenas un día después del fallecimiento de su hija, Carrie Fisher. La mediática estrella de los años dorados de Hollywood, que actuó en unas 30 películas entre 1950 y 1967, sufrió un derrame cerebral 24 horas después de despedir a su hija, que encarnó a la infeliz princesa Leia en 'La guerra de las galaxias' y con la que sostuvo un turbulenta relación.

Carrie Fisher murió el martes, con 60 años, cuatro días después de sufrir un infarto. Reynolds, de 84 años, estaba de hecho en casa de su hijo Todd organizando el funeral de su hija. «Ella quería estar con Carrie», dijo su hijo Todd Fisher a la revista 'Variety', horas después de que desconsolada por la muerte de su hija sufriera un ictus y fuera hospitalizada, según informó AFP.

«Gracias a todos los que abrazaron los dones y talentos de mi amada e increíble hija. Estoy agradecida por sus pensamientos y oraciones que la están guiando a su próxima parada», escribió la veterana actriz en Facebook tras la trágica muerte de su hija.

Reynolds cautivó a la audiencia en 1952 con su actuación junto a Gene Kelly en 'Cantando bajo la lluvia', mítico musical que protagonizó a pesar de no ser bailarina profesional y en el que brilló con legendarios números de baile. «'Cantando bajo la lluvia' y ser madre fueron las cosas más difíciles que hice en mi vida», escribió la actriz una primera autobiografía titulada 'Debbie' publicada en 1988.

Nacida como Mary Frances Reynolds el 1 de abril de 1932 en El Paso (Texas) fue la segunda hija de Raymond Francis Reynolds, un carpintero del ferrocarril, y de su esposa Maxine. Los estudios Metro-Goldwyn Mayer de Hollywood la descubrieron tras ganar un concurso de belleza en Burbank, California, con 16 años. Pero debutó en el cine de la mano del estudio Warner Bros con la cinta 'The Daughter of Rosie O'Grady' (1950).

Defendió luego papeles de heroína joven y sana. 'Dos semanas de amor' (1950) fue un éxito pionero de una serie de populares títulos como 'El solterón y el amor' (1955), junto a Frank Sinatra; 'Banquete de bodas' (1956); 'Tammy, flor de los pantanos' (1957) o el western 'La conquista del Oeste' (1962). Su papel en 'La insumergible Molly Brown' de 1964 le valdría una nominación al Oscar.

Fuera de la pantalla Reynolds protagonizó un drama de película. Estuvo casada con el padre de Carrie, el cantante Eddie Fisher, a quien se unió en 1955. El matrimonio de apariencia perfecta acabó abruptamente cuando el intérprete dejó a la actriz en 1959 para correr a los brazos de su mejor amiga, la esplendorosa Elizabeth Taylor. El 'affaire' fue uno de los escándalos amorosos de la época. Con todo, ambas actrices se mantuvieron cercanas hasta la muerte de Taylor en 2011. Abandonada, Reynolds recibió a la prensa con un imperdible de pañal abrochado a la blusa para que nadie olvidara que se quedaba con dos niños pequeños. Pero su separación no hizo sino acrecentar su fama. Protagonizó 'Cómo atrapar a un marido' con Tony Randall, una de las cuatro películas en las que actuó en 1959.

Fisher no fue el único hombre en la vida de Reynolds, que reconoció con ironía ser mejor eligiendo restaurantes que maridos. Su segundo esposo, el magnate del calzado Harry Karl, dilapidó su fortuna en el jugó y en inversiones ruinosas. Del tercero, el empresario inmobiliario Richard Hamlett, se divorció en 1996 tras once años de matrimonio.

El estilo musical de Hollywood comenzaba a languidecer como su carrera cinematográfica, pero Reynolds trabajó en largometrajes, tuvo su propia y fugaz serie, 'El show de Debbie Reynolds' en 1969-1970, actuó en Broadway y ganó un Tony por su participación en 'Irene' en 1973, donde debutó su hija Carrie Fisher. Aceptó trabajos alimenticios en Las Vegas, donde tuvo su propio casino hasta 1997 y su extensa colección de recuerdos. Subastó tesoros como el vestido con el que Marily Monroe lució en 'La tentación vive arriba' (1955), otro vestido de Judy Garland en 'El mago de Oz' (1939) y un bombín de Charles Chaplin. Ayudó también a fundar un grupo que lucha contra problemas ligados a los trastornos mentales.

En 2013, en su autobiografía 'Unsinkable: A Memoir' detalló los altibajos de su carrera y su vida y comosiempre mantuvo la conexión con Hollywood colaborando el películas como 'Las manías de mamá' (1996), 'Dentro o fuera' (1997) o 'Behind the Candelabra' (2013), su último aparición en el cine. '

'Bright Lights', el documental sobre escabrosa y difícil relación con su hija, marcada por la bipolaridad y las adicciones de intérprete de 'La guerra de las galaxias', fue premiado este año en el Festival de Cannes. Carrie Fisher, que reconoció como durante sus años de juventud renegó de su madre, dio cuenta de su reconciliación a la novela 'Postales desde el filo', llevada a al gran pantalla con Meryl Streep y Shirley MacLaine como protagonistas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate