La Rioja

Los europeos viven cada vez más años, pero no siempre con buena salud

  • La esperanza de vida supera los 80 años en 18 países de la UE, aunque 50 millones de personas sufren enfermedades crónicas

bruselas. La población de la Unión Europea vive cada vez más tiempo, pero no siempre con mejor salud, un diagnóstico que llevó ayer a la OCDE y a la Comisión Europea a reclamar más inversión a los gobiernos para sus sistemas de sanidad. «Tenemos que invertir en la vida de la gente y en el capital humano, en la educación y en el desarrollo de competencias, y también en la salud», destacó el comisario europeo de Sanidad, Vytenis Andriukaitis, en una conferencia de prensa. «Mis palabras son medidas: no tenemos que ver esto como gastos inevitables, sino como inversiones para el futuro», añadió.

El envejecimiento de la población y el aumento de las enfermedades crónicas, junto a los límites presupuestarios cada vez más importantes, hace que sea «necesario» un cambio en el suministro de los cuidados médicos, estima la Comisión, basándose en un informe conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre la situación de la sanidad y el acceso a los cuidados médicos en Europa.

La proporción de personas de más de 65 años dentro de la UE pasó de menos del 10% en 1960 hasta cerca del 20% en 2015 y se prevé que podría alcanzar un 30% en 2060.

En 18 de los estados de la UE (sólo uno del este, Eslovenia), la esperanza de vida supera los 80 años pero no siempre es signo de buena salud porque en la UE hay cerca de 50 millones de personas con enfermedades crónicas, indica el informe.

Además, medio millón de europeos todavía en edad de trabajar mueren cada año por enfermedades crónicas, lo que supone unos 115.000 millones de euros de gasto público.