La Rioja

La cantaora catalana Mayte Martín. ::
La cantaora catalana Mayte Martín. :: / LEONARDO MUÑOZ

Mujerío flamenco en vena

  • Mayte Martín, Esperanza Fernández, Rocío Molina, Carmen de la Jara, Antonia Contreras, Celia Romero, Alba Molina y María Terremoto, en el ciclo

  • La XXI edición de los Jueves Flamencos será protagonizada por ocho mujeres

Mayte Martín, Esperanza Fernández, Rocío Molina, Carmen de la Jara, Antonia Contreras, Celia Romero, Alba Molina y María Terremoto, en el ciclo

logroño. Nadie podía esperar una apuesta tan lúcida como ha hecho este año el Teatro Bretón al programar un ciclo de ocho actuaciones exclusivamente protagonizado por cabezas de cartel femenino: siete cantaoras y la bailaora más rompedora del momento, la gran Rocío Molina, heredera del rompimiento flamenco contemporáneo de Israel Galván. Y qué siete. Comenzará el abono en Bodegas Ontañón, una apertura íntima con María Terremoto, hija del añorado Fernando Terremoto (Giraldillo Revelación en la Bienal de Sevilla, 2016), que se reivindica como la promesa del cante flamenco. La apertura oficial vendrá por todo lo alto en el Teatro con Mayte Martín, quizás la voz más grande de flamenco, una catalana que vive siempre en la frontera del cante, en el nervio más enraizado de la creación. Mayte es una gran conocida de la afición de Logroño, plaza donde ha dejado ya un manojo de noches para la memoria. Vuelve y lo hará con el toque de Salvador Gutiérrez. La cuestión es que Mayte Martín, que ha transitado por diferentes músicas con un acento marcado siempre por el intimismo y un delicado sentido de la belleza, viene a Logroño a cantar el flamenco clásico, el de la malagueña de Chacón o la impresionante siguiriya y cabal de El Pena. Todo un acontecimiento para los buenos aficionados. El segundo concierto en el teatro será el de Esperanza Fernández, una gitana sevillana que vendrá acompañada del toque de Miguel Ángel Cortés, uno de los grandes. Esperanza siente devoción por la Niña de los Peines, por la pedagogía del flamenco y por el cante grande. Hacía mucho tiempo que no venía por La Rioja y se la echaba de menos. Carmen de la Jara es una cantaora de Cádiz, emblemática y versátil donde las haya, dominadora de los cantes gaditanos, aunque también interpreta con éxito otros muchos estilos, especialmente los americanos o de 'ida y vuelta' que tanto gustan en Logroño.

Una de las noches más esperadas será la que protagonice Antonia Contreras (Lámpara minera en La Unión, 2016). Reside en Álora, hecho que le ha facilitado convertirse en una intérprete de referencia del cante por malagueñas.

La siguiente cantaora será Celia Romero, ganadora de la Lámpara en 2011, con apenas 16 años, por lo que es una de las voces más nuevas del cante. Es extremeña y la acompañará a la guitarra Paco Cortes. Los conciertos en el Salón de Columnas finalizarán el 6 de abril con Alba Molina, que hará un homenaje a sus padres, Lole y Manuel, recientemente fallecido y uno de las personalidades más genuinas del mundo del flamenco. El toque será de Joselito Acedo. El ciclo concluirá en el teatro con Rocío Molina, que presentará en Logroño el 27 de abril su obra 'Caída del cielo'.