La Rioja

EPOC, cuando cada respiración cuenta

  • En La Rioja existen 14.100 enfermos de EPOC espirométrico, de los cuales 10.320 están sin diagnosticar

  • Es la enfermedad pulmonar crónica más frecuente y una causa importante de discapacidad

El Día Mundial de la EPOC es un evento anual organizado por la Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD) para mejorar el conocimiento y la atención de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en todo el mundo.

Este día intenta promover una profunda comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes. Son muy pocos los que conocen que la EPOC afecta al 10,2% de la población adulta, genera el 10% de las consultas médicas e ingresos hospitalarios, es la cuarta causa más frecuente de muerte, la primera evitable, pues depende básicamente del tabaco, por encima incluso de los accidentes de tráfico, y es también, de las cuatro primeras causas de mortalidad, la única que sigue creciendo año tras año.

El desconocimiento general que existe sobre esta patología (se calcula que entre el 70% y el 80% de la población desconoce su existencia) es lo que hace que apenas el 25% de los enfermos estén diagnosticados y un 75% tenga un diagnóstico subestimado.

Es una Enfermedad que afecta a los Pulmones y a los bronquios, en los que se produce una Obstrucción que dificulta el paso del aire y evoluciona de forma Crónica. De ahí las siglas: EPOC.

Se debe casi exclusivamente al humo del tabaco, aunque hay otros factores que pueden contribuir a su aparición.

Es la enfermedad pulmonar crónica más frecuente y una causa importante de discapacidad en todo el mundo. En sus inicios no siempre produce síntomas, sin embargo, la EPOC tiende a empeorar con el paso del tiempo y es necesario diagnosticarla y tratarla.

En España, la prevalencia de la EPOC entre sujetos adultos de 40 a 80 años es del 10,2% y lo peor de todo es que el 75% de ellos están sin diagnosticar, es decir, se encuentran en el mundo del infradiagnóstico. En La Rioja, trasladando en datos demográficos poblacionales existen 14.100 riojanos con EPOC espirométrico, de los cuales 10.320 están sin diagnosticar.

Los síntomas suelen comenzar muy lentamente, hacia los 45 o 50 años, y se caracterizan por tos matutina que al pasar el tiempo se prolonga durante todo el día, expectoración de mucosidad (flemas) y dificultad para respirar, primero al hacer esfuerzos y luego incluso estando en reposo. Asimismo los catarros son más frecuentes y persistentes, apareciendo en varias ocasiones durante las épocas frías. La enfermedad progresa irremediablemente si se continúa fumando.

Su diagnóstico es muy sencillo, pues sólo requiere de la realización de una espirometría que detecta la presencia de una disminución de ciertos flujos de aire en la misma. Todos los pacientes con hábito tabáquico presente o pasado deberían tener una espirometría correctamente realizada. Posteriormente se debe repetir la espirometría, por lo menos una vez al año, para valorar la evolución de la enfermedad y eficacia del tratamiento que se halla instaurado.

Cabe destacar que es una enfermedad crónica y progresiva en el transcurso de los años y los aspectos terapéuticos se orientan a frenar y ralentizar la progresión de la obstrucción bronquial, disminuir los síntomas, mejorar la calidad de vida, evitar las agudizaciones y mejorar la supervivencia.

Debe saber que la EPOC es incurable pero tratable, y ha mejorado mucho el pronóstico, los avances y actuales tratamientos que han salido al mercado recientemente. Se debe dejar de fumar de una manera radical. Con el hecho de abandonar el tabaco, en ocasiones, hemos acabado con el problema y no se precisan más acciones terapéuticas.

En los casos mas moderados y graves se debe de iniciar el tratamiento con uno o la asociación de dos fármacos broncodilatadores (B2 miméticos y anticolinérgicos) y a veces en necesario el uso de antiinflamatorios (corticoides) sólo en los grupos de pacientes que tienen más agudizaciones.

Las inhalaciones

Tomar medicamentos por vía inhalatoria no es tan fácil como tomar una pastilla o un comprimido, por lo que aprender a hacerlo es fundamental. Es necesario realizar bien la técnica de inhalación para asegurar un tratamiento efectivo.

Siga siempre las siguientes recomendaciones para realizar una técnica de inhalación correcta y si tiene dudas consulte con el personal sanitario que le atiende:

1.- Si es posible, colóquese sentado y relajado.

2.- Cargue el dispositivo de inhalación.

3.- Realice un vaciado de todo el aire de los pulmones lentamente.

4.- Coja la boquilla del dispositivo de inhalación con los labios cerrándolos perfectamente para evitar fugas.

5.- Inspire una vez rápida y profundamente.

6.- Aguante la respiración durante 5 o 10 segundos y después saque el aire lentamente por la nariz.

7.- Si tiene que tomar otra dosis, repita la secuencia.

Si la enfermedad progresa o se diagnostica demasiado tarde o se sigue fumando se produce una insuficiencia respiratoria con niveles bajos de oxígeno en sangre por lo que será necesario poner tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria en el hogar de los pacientes.

La EPOC, además, cursa con agudizaciones en las que se agravan los síntomas habituales de estos pacientes con más disnea, cantidad de flemas y cambios en el color de las mismas (más oscuras, verdes). Estas agudizaciones requieren de una maximización y reajuste del tratamiento aumentando las dosis y combinación de varios broncodilatadores, corticoides orales y antibiótico cuando se requieran. En los casos agudos más graves, se puede llegar incluso a requerir evaluación en Urgencias y hospitalización. La frecuencia de las agudizaciones contribuye a empeorar la función pulmonar en los pacientes con EPOC.

La perspectiva de mejora todavía es muy amplia tanto en prevención como en diagnóstico precoz, valoración y adecuación del tratamiento de la EPOC, con el máximo compromiso de las administraciones y de todos los profesionales podemos detener el crecimiento de esta patología y su impacto sobre la mortalidad.