La Rioja

La vacuna de la neumonía, necesaria a partir de los 60 años

Los adultos españoles reniegan en gran medida de las vacunas. Ni siquiera la más común de todas, la de la gripe, tiene una gran aceptación. Solo uno de cada seis españoles acuden a sus ambulatorios o a los médicos de las empresas para recibir su dosis anual en esta época del año. Y muchos doctores de atención primaria están aprovechando las visitas a sus consultas para convencer a los pacientes de las bondades de la protección contra la neumonía. Una inyección, con una efectividad del 76%, destinada a toda persona adulta, pero muy recomendada por los expertos a partir de los sesenta años.

En España, solo dos comunidades tienen esta vacuna en sus calendarios. Madrid comenzó a aplicarla la pasada primavera para los mayores de 60 años y Castilla y León aprobó su inclusión hace dos días, pero a partir de los 65 años. La Rioja será la siguiente en hacerlo. Unas buenas iniciativas que para el grupo Neumoexpertos son todavía insuficientes. «Los pacientes no conocen la enfermedad ni la vacuna. Y es muy importante porque se trata de la primera causa de muerte prevenible por vacuna en el mundo», recalca la doctora Isabel Jimeno, responsable del grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y Familia (SEMG).

Una neumonía, cuyo día mundial se celebra mañana, que provoca que las patologías crónicas de muchas personas, sobre todo las mayores, se vean afectadas. «Cuatro de cada diez pacientes acaba ingresando y alrededor del 10% necesita ser admitido en la UCI», recuerda el doctor Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos, quien recuerda que es una única dosis para toda la vida.

El grupo de Neumoexpertos reclama una acción más efectiva por parte de todas las autoridades. «No existe en nuestro país un calendario oficial global para el adulto, con la excepción reciente de algunas comunidades, que se actualice de forma regular, y menos aún un calendario vacunal orientado de forma específica a la prevención de esta enfermedad», explica la doctora Jimeno.