La Rioja

La lucha contra el cambio climático busca su hoja de ruta en Marrakech

Salahedin Mezuar, ministro marroquí de Exteriores, y Ségolène Royal.
Salahedin Mezuar, ministro marroquí de Exteriores, y Ségolène Royal.
  • La COP22 quiere cerrar los plazos y la distribución de los 90.000 millones para los países en desarrollo

madrid. París fue el lugar del anuncio y Marrakech es el de los matices. La ciudad marroquí acoge desde ayer la COP22, una cumbre del clima que comienza con un compromiso de reducción de los gases de efecto invernadero (GEI) ratificado por cien países que representan el 70% de las emisiones. Ahora, los negociadores tendrán que ponerse de acuerdo sobre una serie de procesos que hagan posible poner en práctica ese acuerdo histórico. Se trata, según la negociadora francesa Laurence Tubiana, de «terminar las reglas» del texto, cuyo objetivo principal es que el calentamiento global no supere los 2 grados pero que también incluye compromisos a escala nacional.

Todavía quedan muchas cuestiones por resolver, como la manera de poder verificar el nivel de gases de efecto invernadero en cada país o el financiamiento de las políticas climáticas de los países del sur, según señala AFP. También estará sobre la mesa cómo «compensar» a los países pobres más afectados por el cambio climático, que sufren sequías, inundaciones y otros fenómenos extremos. Una compensación que tiene una cifra: 100.000 millones de dólares (unos 90.000 millones de euros). Oxfam Intermón reclamó una «gran transparencia» sobre la distribución de este dinero y recordó que la mitad más pobre de la población mundial (unos 3.600 millones de personas) sólo genera cerca del 10% de las emisiones mundiales de GEI y sin embargo, vive mayoritariamente los países más vulnerables ante el cambio climático.

La ONG también exigió al Gobierno que se comprometa «de verdad» con la lucha del cambio climático y recordó que España tampoco va a cumplir con los compromisos europeos para 2020 de reducción de los GEI. «Es el tercer país europeo que más ha aumentado los gases en el periodo entre 1990 y 2014», apuntó José María Vera, director general de Oxfam Intermón. Si se coge el año 1990 como base (igual a 100), el índice de emisiones GEI en España alcanzó 117,54 en 2014, muy por encima del objetivo marcado por la UE para 2020. Entonces, deben haber descendido los GEI en un 20% con respecto a las emisiones de 1990. «España está casi cuarenta puntos por encima», recalcó Vera. Más de la mitad de los estados miembros de la Unión Europea habían alcanzado el objetivo de reducciones en 2014 situándose en una buena posición de salida para alcanzar el nuevo objetivo planteado para el año 2030 que es de 60% con respecto a 1990. España tiene «muy complicado» llegar a esas cifras.

La COP22 acoge a 15.000 participantes entre políticos, científicos, oenegés y empresas y se prolongará hasta el 18 de noviembre. La segunda semana de la conferencia contará también con la presencia de 60 jefes de Estado y de gobierno, entre ellos, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Por otra parte, la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró ayer que la nueva ley de cambio climático es «una prioridad de su departamento».