La Rioja

Los países en desarrollo no logran prevenir el cáncer de cervix y mama

  • Aunque hay estrategias baratas para reducir su aparición, el país de nacimiento influye en cuantas mujeres los sufrirán y si sobrevivirán

Los cánceres de mama y cuello de útero matan a unas 800.000 mujeres al año, la mayoría en países en vías de desarrollo. No solo porque son más, sino también porque sus sistemas sanitarios apenas toman medidas para prevenirlos. El país de nacimiento y la situación socioeconómica determinan en buena medida cuántas los sufrirán y, sobre todo, las posibilidades que tienen de sobrevivir.

Esta situación preocupa a los expertos porque, aunque es cierto que algunas intervenciones y tratamientos habituales en los países ricos -como las mamografías o la radioterapia- son inaccesibles en muchos lugares, existen medidas de prevención de ambos tumores relativamente baratas. En una serie de estudios que publica hoy la revista médica 'The Lancet', varios especialistas aseguran que es posible reducir tanto su incidencia como su mortalidad en los próximos quince años sin necesidad de avances revolucionarios.

«Existe una percepción muy extendida, pero equivocada, de que es muy caro y difícil prevenir y tratar los cánceres de mama y cérvix especialmente en los países con menos recursos, donde su incidencia es mayor», explica Ophira Ginsburg, investigadora de la Universidad de Toronto (Canadá) y coordinadora de estos trabajos. «Pero nada más lejos de la realidad. En estos trabajos mostramos claramente que existen intervenciones de alto impacto y bajo coste que se pueden implementar en países en todos los niveles de desarrollo». Según sus datos, un sistema básico de control y prevención de cáncer podría costar apenas 1,5 euros al año por persona y ofrecer resultados sorprendentes.

Las últimas estimaciones calculan que si la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) se distribuyese a todas las chicas mayores de DOCE años del mundo, se podrían prevenir casi 700.000 casos y más de 420.000 muertes por cáncer de cuello de útero. En el caso del cáncer de mama, una campaña de examen clínico de los pechos que permita identificar casos prematuros también podría mejorar la situación. «No podemos seguir ignorando el problema; cientos de miles de mujeres mueren de forma innecesaria cada año», afirmó Richard Sullivan, coautor del trabajo.